• Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
Principal >> Artículos >> Una propuesta sobre el patrimonio histórico-educativo valenciano: Diversificar las fuentes, difundir la historia y renovar el discurso pedagógico

Una propuesta sobre el patrimonio histórico-educativo valenciano: Diversificar las fuentes, difundir la historia y renovar el discurso pedagógico

E-mail Imprimir
Indice del artículo
Una propuesta sobre el patrimonio histórico-educativo valenciano: Diversificar las fuentes, difundir la historia y renovar el discurso pedagógico
Sentido y justificación de la web www.patrimonieducativuvalencia.com
Estado de la cuestión: Antecedentes generales y situación en la Comunidad Valenciana
Identificación de los temas: interés y pertinencia de los contenidos presentados en la web
Perspectivas de evolución y desarrollo de la web www.patrimonieducatiuvalencia.com
Fuentes documentales
Cómo citar este artículo
Todas las páginas
Resumen

El artículo presenta la experiencia desarrollada hasta el momento por el equipo de investigación de la Universidad de Valencia que trabaja en el proyecto: "Recuperación, estudio y difusión del patrimonio histórico-educativo valenciano", financiado por la Generalitat Valenciana. Se hace especial hincapié en el triple objetivo que con la creación de la web www.patrimonieducatiuvalencia.com se pretende: diversificación de las fuentes, difusión de la historia educativa valenciana y renovación del contenido del discurso pedagógico. Para ello se muestran algunos ejemplos de las fuentes y materiales recuperados, resaltando su interés, pertinencia, potencialidad pedagógica e importancia para la investigación histórico-educativa valenciana. Se argumenta la necesidad de vincular los procesos de recuperación de dicho patrimonio a la renovación del contenido del discurso pedagógico y se invita a promover una reflexión pedagógica basada en nuevas fuentes de investigación que no ignore ninguno de los espacios sociales, políticos y educativos en los que la educación se expresa.

 


1. Sentido y justificación de la web www.patrimonieducatiuvalencia.com

A mediados del año 2008, un grupo de profesores de las universidades de Valencia y Alicante, comenzamos a trabajar en la apasionante tarea de la recuperación del patrimonio histórico-educativo valenciano con el objetivo de evitar que la producción de materiales pedagógicos y fuentes documentales y bibliográficas educativas de importancia, que tienen como origen o como tema el ámbito geográfico y cultural de la Comunidad Valenciana permanecieran en el olvido, siendo ignorados o incluso desconocidos. Conscientes del valor social, cívico, político e histórico de dicho patrimonio "como fuente para el conocimiento del pasado y como poder evocador que favorece la conformación de la memoria individual y colectiva propiciando la construcción de identidades compartidas" (Carrillo y otros, 2008: 278), iniciamos la tarea de buscar, recopilar y catalogar diferentes materiales y fuentes documentales y patrimoniales de nuestra más reciente historia al mismo tiempo que construíamos una web,- www.patrimonieducatiuvalencia.com - que nos permitiera su difusión.

Animados, pues, por el compromiso de contribuir a la recuperación, estudio y difusión del patrimonio histórico-educativo valenciano, el equipo de investigación que trabajamos en el desarrollo de la web, nos hemos planteado el logro de un triple objetivo de índole pedagógica que dota de sentido su contenido como herramienta, repositorio o centro de recursos y justifica los materiales que en la misma se presentan. Como anunciamos en el título de este artículo, el primer objetivo es el de diversificar las fuentes de investigación histórico-educativa. El segundo, derivado del anterior y complementándolo, es el de difundir la historia de la escuela y de la educación, ayudando a dar a conocer los estudios y publicaciones existentes sobre la historia de la educación valenciana, enmarcándola en los procesos histórico-sociales en los que la misma toma cuerpo. El tercer objetivo, pero no el último en importancia, es el de aportar nuevas perspectivas y enfoques que contribuyan a la necesaria renovación del contenido del discurso pedagógico.

En lo referente a la necesidad de diversificar las fuentes de la investigación histórica educativa, la web se ha diseñado como un instrumento para la recuperación, preservación y difusión del patrimonio valenciano generado en los ámbitos de la educación formal, no formal e informal. Por ello, su contenido no sólo abarca todo el variado espectro de escenarios en los que la educación se expresa, sino que también amplía la muestra de fuentes que incluye: imágenes, archivos audio-visuales, objetos y materiales, fotografías de edificios, planos de proyectos de centros, detalles arquitectónicos, y todo tipo de fuentes y documentos escritos: libros y cuadernos escolares, documentos personales naturales (correspondencia, memorias, documentos oficiales, etc.), documentos grises, estatutos de asociaciones y entidades cívicas, publicaciones periódicas, etc. La amplia variedad de temas y elementos del patrimonio histórico educativo valenciano que en la web se incluyen no es resultado de la improvisación, ni fruto casual, sino que responde a la amplia cosmovisión o mirada desde la que se ha planteado el objetivo de su recuperación, análisis y difusión adoptándose una perspectiva abierta e inclusiva que integra a protagonistas, fuentes y materiales pedagógicos a los que la historia de la educación no siempre ha prestado la atención e importancia que se merecen. Se pretende captar así, con dicha diversidad de protagonistas, fuentes, y materiales patrimoniales, la multiplicidad de agentes coeducadores a la que autores como el padre Fernando Garrigós, en las primeras décadas del siglo XX, y en conferencia impartida en el Ateneo Pedagógico de Valencia, atribuían una fuerte influencia educativa entre la juventud, antes, durante y con posterioridad a su tránsito por las instituciones escolares. Señalaba el padre Garrigós, como agentes coeducadores, colaboradores de la escuela: la religión, la disciplina, la familia, y los juegos. Como coeducadores ocultos indicaba las lecturas, los espectáculos públicos y el estado social. El estado social, continuaba apuntando, era como el aire respirable, que lleva en sus entrañas los elementos comunes, perfumados o pestilentes, según fueran. Ese "estado social" al que hace referencia, ese "medio ambiente educativo" difuso, constituido por valores, contenidos publicados, producciones culturales tangibles (artesanía, materiales pedagógicos, etc.) e intangibles (percepciones subjetivas, vivencias plasmadas en entrevistas orales, etc.), circunstancias sociales, políticas, económicas y culturales, pero también circunstancias personales, biográficas, vitales, es al que intenta aproximarse el variado contenido de la web.

El compromiso con lo histórico, a su vez, no surge de la sola necesidad de recuperación de la memoria, sino también, y fundamentalmente, del interés en divulgar y dar a conocer la historia de la escuela, tanto como la historia de la educación, no con un afán exclusivamente bibliográfico, archivístico o museístico, sino con la finalidad de contribuir, también, a difundir aquellos estudios e investigaciones que han analizado las respuestas a problemas educativos de nuestro pasado más reciente y a la luz de los cuales es posible encontrar soluciones a problemas actuales. Autores como el profesor José Ramón Moreno (2008: 70) ya han señalado el valor que el patrimonio tiene para "la comprensión, la justicia y la re-construcción de nuestra cultura contemporánea", insistiendo en que "el Patrimonio exige a la Cultura un trato preferente, en el que se asegure su doble acción sobre el pasado -la de su reconstrucción y la de su incorporación al presente- que son la garantía de hacer justicia a ese tiempo". De eso se trata también, de hacer justicia con las producciones patrimoniales de lo educativo en otras circunstancias históricas, trayendo al presente las conclusiones derivadas de estudios e investigaciones recientes que, basándose en el análisis de dichas fuentes y materiales del patrimonio educativo valenciano, aportan perspectivas histórico-educativas, válidas, también en nuestros días, para la solución de actuales problemas educativos. No es menester destacar la escasa difusión, fuera del ámbito de la especialización académica en la historia de la educación, que encuentran los estudios e investigaciones que se ocupan de dichos análisis histórico-educativos, ni, tampoco, señalar el restringido ámbito geográfico en que se difunden las investigaciones que toman como objeto de sus estudios el análisis de nuestro rico patrimonio local, comarcal y autonómico. Contribuir pues a difundir y a generar un nuevo espacio en la red de redes que permita difundir, dar a conocer, poner a la disposición de los investigadores y de la ciudadanía tales estudios e investigaciones era un objetivo ineludible.

A dicho respecto, el compromiso con lo histórico se ha considerado inseparable del compromiso con lo social, pues si se admite que toda educación es, siempre, necesariamente social, ello obliga a la investigación histórico-educativa, a situarse dentro de la sociedad para ocuparse de la escuela y de la educación, como algo inherente al sistema social vigente, consustancial a la sociedad de cada momento histórico, admitiendo que la totalidad de los procesos educativos formales, no formales e informales son íntegramente sociales. Sólo así se puede eludir la crítica que Carlos Lerena (1985: 227-229) le formulara a la pedagogía por su tendencia a referirse a los aspectos sociales de la educación como si hubiese algo en ella que no fuese social, lo que "supone que el investigador se sitúa dentro de la educación y que sólo se ocupa de la sociedad como algo externo, ajeno, que quita o que pone, que resta o que añade algo a un proceso, al proceso educativo, considerado en todo o en parte no social". Se trata, por tanto, de incorporar a la web, materiales, fuentes, contenidos, enfoques metodológicos, que inviten a la sugerente tarea, propuesta por Alejandro Mayordomo (1991:11), de "hacer emerger la función educativa de lo social". Así, y en consecuencia, junto al espacio que J. García Carrasco (1985: 65) considera "inventado y propuesto como relevante por la Ilustración", el espacio escolar, en la web también cobran protagonismo el espacio social y el político, espacios, ambos, descritos por Giovanni Sartori (1992: 205 y ss.) como la politéia, la res publica, la cosa común, la cosa de la comunidad, la common weal, o commonwealth, o bien común, o bien público o interés general, el espacio de la dimensión horizontal de la política, el espacio de la red de relaciones "cara a cara", el lugar que surge en el entre y se establece como relación, espacio social y político, éste, convertido, igualmente, en objeto de la reflexión pedagógica, reflexión que no puede dejar de ser, simultáneamente, social, política y educativa.

Por último, y de forma semejante, se ha juzgado imprescindible, como objetivo del proyecto, contribuir a la necesaria renovación del contenido del discurso pedagógico, intención ésta que se halla implícita no sólo en el objetivo ya reseñado de ayudar a recuperar para el estudio de la historia de la escuela y de la educación valenciana, una amplia variedad de fuentes, sino que también subyace en la pretensión de difundir y dar a conocer los estudios y publicaciones que convierten en objeto de sus análisis los elementos del patrimonio que en la web se presentan. Dicha intención culmina, además, en la invitación a la formación de redes de colaboración entre equipos de investigación que promuevan una reflexión pedagógica simultáneamente social, política y educativa. No se trata sólo de difundir información, sino también, y fundamentalmente, de constituir y articular un espacio virtual de encuentro y debate que permita la organización de jornadas, encuentros, congresos, exposiciones, etc. Se pretende generar actividades que teniendo como punto de confluencia la recuperación del patrimonio histórico-educativo valenciano permitan crear sinergias, incrementar el número de colaboradores en el proyecto, y garantizar la continuidad de los objetivos reseñados mediante la permanente actualización y mejora del recurso electrónico y virtual creado.

Es inevitable que en la segunda modernidad, o alta modernidad, el contenido histórico-educativo del discurso pedagógico se renueve, adoptando perspectivas de análisis más amplias. El trabajo en redes es, en lógica consecuencia, imprescindible. Las pretensiones de seguridad, certidumbre y autoridad que caracterizaron a la modernidad y que encontraron su máxima expresión en el valor otorgado al conocimiento, a la ciencia y a la autoridad del experto para resolver los problemas sociales a través de la educación han sido puestas en evidencia. En el nuevo marco de la postmodernidad no sólo la escuela, sino también la familia, y otras instituciones educativas y socializadoras, han sido cuestionadas tanto por los modos en los que ejercen el desempeño de sus funciones tradicionales, como por la necesidad de incorporar nuevas funciones. Nuevos modelos teóricos intentan caracterizar los profundos cambios sociales derivados de la creciente influencia de las tendencias liberalizadoras: lo que Ulrich Beck (1994: 23) denomina segunda modernidad, y Bauman (2004) sociedad líquida, se definen por los nuevos riesgos derivados de los paradigmas individualizadores, pérdida de seguridades tradicionales y nuevos tipos de cohesión social en contextos en los que lo único seguro es el cambio continuo. Si aprender consiste en la capacidad de cambiar aquello que hemos considerado como verdadero, auténtico, útil y efectivo, la investigación histórica-educativa debe abrirse inevitablemente, también, a nuevos enfoques, a nuevas perspectivas, aunque sólo sea, posiblemente, para concluir, que ni son nuevos los espacios sociales y políticos en los que la educación se expresa, ni son tampoco, novedosas, las soluciones educativas que se propugnan en la actualidad, algo que sólo podremos constatar profundizando en su investigación, recuperación, estudio y difusión. La cooperación, diálogo e intercambio de experiencias entre equipos de investigación que constituyan redes de colaboración cada vez más amplias es el camino obligado para superar los riesgos de un localismo desmedido, riesgo inevitable, no obstante, y que cabe asumir, con precauciones, si no queremos dejar de considerar como relevante el ámbito territorial, cultural, biográfico (individual y comunitario), del patrimonio histórico-educativo local.

 


2. Estado de la cuestión: antecedentes generales y situación en la Comunidad Valenciana.

El estudio de los antecedentes de la recuperación del patrimonio histórico-educativo en el ámbito nacional y de la Comunidad Valenciana, es inseparable de las premisas reseñadas. Tanto en el ámbito estatal, como en el autonómico, han cobrado protagonismo diversas experiencias en las que de forma explícita o implícita se asume el postulado que afirma que no se debe reducir el análisis histórico de la realidad a una mera sucesión de "grandes acontecimientos" protagonizados por figuras relevantes de la política, de la religión, de la ciencia, de la educación, de la cultura, o de otros ámbitos privilegiados del poder, descartando otorgar cualquier posibilidad de significación, validez y relevancia a otros mal llamados "acontecimientos menores" de cuyo análisis es posible desprender, en ocasiones, conclusiones que contradicen las "versiones oficiales" de los hechos, aproximándonos mejor a la comprensión de la realidad de determinados aconteceres histórico-educativos. Estos indebidamente calificados como "acontecimientos menores", o "protagonistas menores", precisamente por merecer menos atención de los historiadores, de los sociólogos, de los pedagogos, y de otros analistas, también han merecido menos cuidado en su manipulación que aquella a la que el poder somete, sistemáticamente, a las fuentes oficiales del saber, con lo que su análisis minucioso puede permitir descubrir nuevos aspectos de realidades profundamente deformadas por la primacía del "discurso del poder institucionalizado".

En las últimas décadas, también en los campos de la educación, de la historia y de la historia de la educación, éste último como lugar de encuentro entre los dos anteriores, ha ido creándose, cada vez con más insistencia, un espacio para el sujeto o los sujetos como tales, no para el individuo como ser aislado, sino para la subjetividad y la privacidad, para lo personal, lo cotidiano y lo íntimo. Así, han sido los grupos anónimos compuestos por gentes sin historia (niños, ancianos, mujeres, etc.) los que han pasado a un primer plano. Este giro hacia lo subjetivo encuentra correlatos en la historia social, la historia cultural, la historia literaria, etc. Buena prueba de ello, es el creciente aumento de estudios, líneas de investigación, iniciativas y realizaciones que en el ámbito estatal, gravitan en torno a esta perspectiva. El precursor en nuestro país de la introducción de dichas técnicas, el sociólogo Jesús Ibáñez (1969, 1979, 1985), pionero en la utilización de los relatos biográficos, entrevistas biográficas, entrevistas en profundidad (entrevistas individuales en profundidad de corte biográfico), o relatos de vida, basados en las circunstancias de vida de anónimos protagonistas, con la finalidad de someter a análisis sus discursos subjetivos y sus experiencias vitales, marcó un precedente. Aquellos trabajos pioneros señalaron el camino que cabía recorrer, un camino que, retomado por el discurso histórico-educativo, debe verse complementado, como hemos apuntado con anterioridad, con el análisis de contenido de documentos personales naturales: correspondencia privada, cuadernos escolares, documentos administrativos, etc., documentos y fuentes patrimoniales, tangibles e intangibles, que deben ser recuperados y puestos a la disposición tanto del conjunto de la sociedad como de la comunidad científica educativa.

Un buen ejemplo de lo reseñado son los museos de educación, cuyo modelo más característico en la sociedad y cultura presentes es aquel capaz de conservar los materiales del pasado escolar y educativo, a la vez que se convierte en un centro de documentación, investigación e interpretación acerca de todos los aspectos relativos a la cultura de la escuela, desde una perspectiva multidisciplinaria, en sus dimensiones históricas y en sus proyecciones actuales y futuras. Sus precedentes se remontan a las Exposiciones Universales del siglo XIX y, en el caso español, al Museo Pedagógico Nacional (1882-1941), primer referente obligado por su aportación tanto a la investigación educativa como por constituirse en un lugar de encuentro de los profesionales de la educación. Pero sería en los años ochenta del pasado siglo XX cuando se revitaliza la preocupación por la recuperación y difusión del patrimonio histórico-educativo, volviendo a la trayectoria primigenia de realizar, primero, exposiciones, y, después, museos, de carácter temático o local. Este tipo de museos escolares han sido ya puestos en marcha en diferentes autonomías españolas, como por ejemplo: Museo de Historia de la Educación Manuel B. Cossío (Universidad Complutense de Madrid), Museo de la educación (Universidad de La Laguna), Museo de la Escuela Rural de Asturias, Museo Pedagógico de Aragón (Gobierno de Aragón), Museo Pedagógico "La escuela de ayer" (Huesca), Museo Pedagógixo de Galicia (Xunta de Galicia), Museo Pedagógico Andaluz, Un siglo de la escuela en Santa Cruz de la Zarza (Toledo), Escuela Museo de Otones de Benjumea (Segovia), etc. De igual modo, los centros de documentación pedagógica, actúan desempeñando funciones situadas a la mitad del camino que las propias de un museo pedagógico y que las de un centro de recursos en el que se puede acceder a diferentes documentos y materiales en red, como por ejemplo: Fons per a la història de l'educació (Universitat de Girona), Centro de Documentación de Historia de la Educación en Euskal Herria (Universidad del País Vasco), Centro de Recursos, Interpretación y Estudios en materia educativa (Gobierno de Cantabria), Museo del Niño y Centro de Documentación Histórica de la Escuela (Albacete), etc.

No menor relación con la creciente importancia otorgada a los "protagonistas menores" de la historia de la educación cobran las historias de vida y las fuentes orales, dándole la palabra a protagonistas desconocidos, haciendo públicos los silencios, y contribuyendo a recuperar los olvidos y enriquecer nuestra experiencia educativa (Agulló, 2007: 30), frente a visiones excesivamente institucionales y deshumanizadoras de lo social. Esta modalidad de investigación cualitativa permite conocer el mundo educativo desde dentro, a través del punto de vista de los implicados, bien de aquellos colectivos que tienen dificultades, o carecen de oportunidades, para dejar testimonios escritos de su experiencia educativa, o bien de aquellos personajes con relevancia social reconocida que aportan una mirada personal e íntima de su proceso educativo. En esta línea se pueden enmarcar iniciativas como el proyecto "Fer present la memòria" de la Universitat Pompeu Fabra, Universitat de Barcelona y la Generalitat de Catalunya, donde mediante técnicas cualitativas y de recogida de fuentes orales, se recuperan las vivencias, experiencias y historias de alumnos que acuden a las Aules de la Gent Gran, Aules Sénior y Aules d'Extensió Universitària de diferentes puntos del territorio catalán. De igual modo, también podemos mencionar, entre otras iniciativas, el proyecto "Transmisiones educativas generacionales: discursos sentimentales y conflictos de vida" del Instituto de Estudios de la Mujer de la Universidad de Granada y el Departamento de Teoría e Historia de la Educación de la Universidad de Málaga.

En el mismo sentido, y por la especial relevancia que las instituciones educativas cobran en la historia de la educación (escuelas, asilos, orfanatos, reformatorios, etc.), cabe destacar de manera específica y singularizada los relatos autobiográficos de profesores, maestros, y otros profesionales de la educación, pues constituyen una excelente fuente de información para el estudio de primera mano de los protagonistas de la historia social y educativa. Hablamos de autobiografías y memorias en sentido estricto (autobiografías, memorias, recuerdos, confesiones, testimonios, impresiones, etc.); entrevistas autobiográficas (grabadas o transcritas); documentos personales naturales (diarios, agendas, correspondencia, hojas de méritos y servicios, etc.); textos generados a partir de la demanda efectuada en una encuesta específica; experiencias y quehacer en el aula docente y referencias a la realidad escolar vivida; escritos sobre cuestiones educativas en los que el elemento autobiográfico desempeña un papel relevante; textos de índole personal, relativos a la gestión de instituciones docentes y educativas; archivos autobiográficos, etc. Desafortunadamente, muchos de estos documentos han desaparecido o se encuentran en manos de coleccionistas, debiendo ser localizados en mercados ambulantes, rastros, librerías de lance, y todo tipo de tiendas de coleccionismo de las que proliferan en internet, existiendo, sin embargo, algunos trabajos parciales de recuperación y divulgación de todo este complejo fondo archivístico que sigue necesitando nuevas aportaciones para el conocimiento efectivo de sus contenidos. Otra parte importante se halla en manos de particulares, normalmente descendientes de los autores, que desconocen su valor y a los que la red nos puede posibilitar acceder para hacerlos conscientes del inmenso tesoro que guardan.

Como lugares, espacios físicos o virtuales en los que poner a disposición de los investigadores las fuentes antes reseñadas, los archivos de la palabra son un antecedente de algunas de las iniciativas aludidas, como así ocurrió con el puesto en marcha por el Centro de Estudios Históricos de la Junta para Ampliación de Estudios e Investigaciones Científicas en 1930 y cuyo responsable era Menéndez Pidal, donde se registraron grabaciones de personalidades de la talla de Azorín, Juan Ramón Jiménez, Pío Baroja, Ramón y Cajal, Fernando de los Ríos, Alcalá Zamora, Manuel B. Cossío, Valle-Inclán, Ortega y Gasset, Torres Quevedo, etc., y donde Miguel de Unamuno dejó grabado frases tan significativas como la siguiente: "Yo temo, por mi parte, que mueran mis palabras en los libros y que no sean palabras vivas; porque he vivido siempre de hacer, de vivir de la lengua". De igual modo, también en los años 30, pero en la ciudad de Barcelona, se creó el Registro de la Palabra y del Sonido dependiente del Archivo Histórico de la Ciudad; siendo retomada la iniciativa por Mercedes Vilanova que desde la Universidad de Barcelona y el Instituto Municipal de Historia, lo refunda bajo la denominación de Archivo de historia oral. En la actualidad, los archivos de la palabra no pretenden ya dirigirse exclusivamente a registrar entrevistas con representantes de la llamada pedagogía oficial. Hay muchos maestros, educadores, psicopedagogos, logopedas, pedagogos, y otros profesionales de la educación, dignos de ser tenidos en cuenta por su capacidad para la recreación didáctica o por otros muchos motivos. A veces, un simple maestro con largos años de enseñanza en una modesta escuela, puede revelarnos aspectos interesantes de la enseñanza o, simplemente, servirnos de contraste con los modelos oficiales. Este es el impulso que, por ejemplo, mueve a un grupo de investigadores, alumnos y profesores de la Universidad de Sevilla, dirigidos por la profesora Guadalupe Trigueros (Trigueros 2008: 78), que desde 1998 confeccionan un archivo oral que recopila las experiencias de alumnos y maestros andaluces.

No sólo lo oral, ni tampoco solamente lo escrito, ni sólo exclusivamente lo publicado, se han convertido en fuentes de investigación que conviene preservar, también lo iconográfico, las imágenes, y lo audiovisual, constituyen excelentes fuentes para su estudio. Dado el protagonismo que las instituciones escolares ocupan en el contenido del discurso histórico-educativo, las imágenes y contenidos de los libros de textos y manuales escolares son otra excelente fuente para desvelar y recuperar el patrimonio centrado en lo escolar. La iconografía que contienen, así como el tratamiento que dan a determinados temas, pueden ayudar a conocer mejor algunos aspectos del denominado "currículo oculto", poco evidente o encubierto. En esta línea trabaja desde hace unos años el proyecto MANES (manuales escolares) coordinado por la UNED y al cual se han adherido numerosas instituciones y universidades españolas y extranjeras, para la recuperación y estudio de estos materiales. O el CEINCE (Centro Internacional de la Cultura Escolar) en Berlanga del Duero (Soria), que colabora en el área de manuales con la Base virtual Manes, además de trabajar en pro de la memoria de la escuela, el patrimonio de la educación, la cultura escolar y la sociedad del conocimiento.

Fuera del ámbito estrictamente escolar, pero sin dejar de formar parte de la amplia concepción de lo educativo antes reseñada, también merece destacarse el Centro de Investigación y Documentación sobre los Derechos de la Infancia y de la Adolescencia, el CIDDIA, concebido desde su creación, en 2007, como un centro de conocimiento activo para un enfoque de derechos en la cooperación focalizada en la infancia y de la adolescencia, que desde su página web: www.ciddia.org, realiza una importante tarea difusora de los estudios, investigaciones y publicaciones referidas a la promoción de los derechos de la infancia y de la adolescencia en el ámbito nacional e internacional, con especial énfasis en el derecho a la participación de los niños y de los adolescentes en todos los aspectos concernientes a sus vidas. Son numerosas, igualmente, las entidades y asociaciones no gubernamentales que incluyen en sus respectivas webs sus propias publicaciones, estudios, investigaciones y materiales didácticos dirigidos a introducir en el currículo escolar contenidos que intentan favorecer la integración de minorías étnicas y culturales, la atención a la diversidad, la promoción de una cultura de paz, etc.

Finalmente señalar que a nivel estatal se creó en 2004 la Sociedad Española para el Estudio del Patrimonio Histórico-Educativo (SEPHE), formada por socios individuales e institucionales y cuyas actividades más importantes son la publicación de un Boletín Informativo de carácter anual, la celebración de seminarios cuyo eje de estudio es el patrimonio histórico-educativo, así como la realización bianual de Jornadas Científicas. Desafortunadamente, la participación valenciana en esta sociedad es, actualmente escasa, situación que pretendemos paliar y cambiar con la realización del proyecto que aquí presentamos.

Y es que en la Comunidad Valenciana pocas han sido las iniciativas promovidas en el mismo sentido que las reseñadas, siendo muy puntuales o sin continuidad. A pesar de ello, ya se han realizado cuatro ediciones (con carácter bianual) de las Jornadas de Historia de la Educación Valenciana, gracias al apoyo de la Generalitat Valenciana, del Centre d'Estudis i Investigacions Comarcals Alfons el Vell de Gandía y de la Universitat de València, Jornadas en las cuales los integrantes del equipo de investigación hemos tenido la oportunidad de buscar aproximaciones a algunos de los temas anteriormente enunciados. En el momento de publicación de estas páginas estarán próximas a celebrarse las V Jornadas de Historia de la Educación Valenciana, que en la presente convocatoria versarán específicamente sobre la recuperación del patrimonio histórico-educativo.

En la línea de las iniciativas promovidas con carácter estatal ya aludidas, existen también, en la Comunidad Valenciana, dos museos de contenido relevante desde el punto de vista de la recuperación del patrimonio histórico-educativo valenciano: el Museo Valenciano del Juguete, en Ibi y el Museo Escolar- Centro de Cultura Tradicional, en Pusol-Elx, iniciativas éstas a las que debe añadirse la colección de materiales escolares del catedrático de Historia de la Educación, de la Universidad de Valencia, profesor León Esteban, pendiente de ubicación definitiva para su pública exposición. Igualmente, aunque funcionando de manera precaria, destaca la asociación AVIFOR (Asociación Valenciana de Investigadores con Fuentes Orales) con sede en Alicante, que ha promovido y organizado un importante archivo de fuentes orales, en la actualidad centralizado en la Fundación Gil-Albert (que depende de la Diputación alicantina,) así como la iniciativa de recuperación de las memorias escolares mediante entrevistas grabadas a personas de diferentes edades, que se encuentran depositados en dicha institución. Tenemos constancia, por último, de la existencia de materiales conservados en instituciones o fundaciones de carácter privado o mixto (patrocinio de instituciones públicas y privadas), como la Fundació Enric Soler i Godes en Castelló de la Plana, la Fundació Carles Salvador (Benisanó), y la Fundación del Ayuntamiento de Olocau. Así mismo hay centros educativos que conservan un riquísimo patrimonio como en Valencia capital el colegio Cervantes, o en Carcaixent el Navarro Darás, a los que deben añadirse institutos como el Luis Vives (Valencia), el José de Ribera (Xàtiva), el Ribalta (Castelló), el Jorge Juan (Alacant), y las Escuelas de Magisterio de Alacant, la extensión de Ontinyent... Además, diversas exposiciones han recogido materiales y testimonios de la educación valenciana como la del "Valencià a l'escola. Memoria i testimoni", depositada en el CEIC Alfons el Vell de Gandía; "La república dels somnis", en la Escuela Universitaria de Magisterio "Ausias March" de Valencia; la de "Escuelas y maestros. La renovación pedagógica valenciana", que se conserva en Alicante; la de "Colonias escolares" del Instituto Valenciano de la Juventud (IVAJ). Además, la Filmoteca Valenciana cuenta con imágenes que se han recuperado recientemente y cuya difusión sería conveniente, como la excelente producción de Maximiliano Thous: "Valencia, protectora de la infancia" (1928), y la Universidad de València, a través de su Taller de Audiovisuales pone a la disposición del público interesado toda una serie de videos con actos solemnes, actos culturales, documentales y reportajes, videos institucionales de la Universidad a los que puede accederse a través de su propia web.

Deben añadirse, además, los materiales depositados en colecciones y archivos privados, en los que se encuentran no sólo fuentes patrimoniales estrictamente escolares, sino también juguetes, correspondencia, diarios, grabaciones, fotografías... Materiales diversos, inconexos y cuya existencia sólo es conocida de manera casual, siendo necesaria su localización y catalogación como paso previo a su conservación y difusión. Deben añadirse, además, las memorias vivas, los testimonios que pueden y deben recuperarse mediante entrevistas, conformando un museo vivo de historia socio-educativa valenciana.

 


3. Identificación de los temas: interés y pertinencia de los contenidos presentados en la web.

La referencia a algunos documentos, libros y materiales incluidos en la web nos servirá para identificar los temas que integran su contenido, permitiéndonos, igualmente, destacar el interés y la pertinencia de las fuentes y producciones patrimoniales que han centrado la atención del proyecto. No se trata, lógicamente, de hacer un comentario exhaustivo y completo, sino, tan sólo, de mostrar ejemplos de algunos de dichos materiales tanto como del potencial analítico que encierran en la línea de los objetivos enunciados. Y con dicha intención nada mejor que analizar la fuente de la que procede la cita textual de Salustiano de Olózaga que encabeza la presentación de la web como fondo de su pantalla de inicio, cuya imagen reproducimos.

 

image002

 

Efectivamente, dejó escrito Salustiano de Olózaga (1864: 349), que: "No se puede escribir la historia contemporánea sin incurrir en la nota de parcialidad, pero se puede y se debe buscar con toda diligencia los documentos, sin los cuales no podría escribirla la posteridad ni juzgar de los acontecimientos más importantes de cada época. Un solo documento que se haga desaparecer puede dar lugar a que se falsee por completo la historia". La idea era válida para los objetivos que pretendíamos alcanzar con el proyecto de recuperación del patrimonio histórico-educativo valenciano, y, reformulándola, pudimos darle forma definitiva, dotándolo de sentido. No se podrá escribir la historia educativa contemporánea, sin recuperar, conservar y difundir con toda diligencia el patrimonio, las fuentes y los documentos sin los cuáles no podría escribirla la posteridad ni juzgar de los acontecimientos educativos más importantes del presente y de nuestro común pasado más reciente. Y debíamos contribuir a que ni un solo documento, o producción cultural tangible o intangible, cuya desaparición pudiese dar lugar al falseamiento de la historia de la educación valenciana, cayese en el olvido.

La reseña era válida, y el contenido de la cita reflejaba bien lo que pretendía el proyecto, pues invitaba a seguir el camino hacia el que su autor apuntaba. Vale la pena detenerse en la cita, tanto como en el capítulo del libro de Salustiano de Olózaga del que está tomada, que constituía un rendido homenaje a un humilde "mestre", natural de Solsona, pero afincado en Valencia, el maestro Cayetano Ripoll (dicho libro volvió a reeditarse en 1906 y 1934 por el Ayuntamiento de Valencia, formando parte de un folleto que llevaba por título un escueto: "El maestro Ripoll"). La nueva obra en la que se editó el viejo texto de Olózaga incluía tanto el texto de dicho autor, titulado: "Un ahorcado en tiempo de Fernando VII por sus opiniones religiosas", como otro nuevo capítulo firmado por otro autor que escondía su identidad bajo un pseudónimo de reminiscencias socialistas decimonónicas: "Cazalla", segunda parte ésta del nuevo folleto, con título todavía más escueto que el de la obra en que se incluía: "Ripoll". "Cazalla", que así firmaba algunos de sus trabajos Tomás Giménez Valdivieso, pues esa era su verdadera identidad, ni corto ni perezoso, y dispuesto a indagar en la vida de aquel humilde maestro, complementando el enfoque jurídico realizado por Olózaga, se dirigió, 68 años después de la ejecución de Ripoll, al que le cupo el triste honor de ser el último ajusticiado por la Inquisición en España, al escenario en que había discurrido la vida y la labor docente de Ripoll, la valenciana huerta de Ruzafa, en la partida del Perú, y allí, en la misma escuela que en otro tiempo regentó Ripoll, pudo entrevistar a los pocos alumnos y conocidos de aquel que aún guardaban su recuerdo. Lo importante, en cualquier caso, es que gracias a aquel artículo que terminó de redactar Don Tomás el 28 de julio de 1894, siguiendo los pasos de Don Salustiano, y que fueron incluidos en el folleto publicado por el Ayuntamiento de Valencia en 1906, reeditándolo en 1934, la memoria del mestre Ripoll no se ha perdido para siempre.

Don Salustiano, y Don Tomás, no sólo nos mostraban la tarea a emprender, sino que, además, nos señalaban también el camino a seguir, y aún más, pues incluso sin pretenderlo, sólo la existencia de aquel humilde folleto bastaba para que nos sintiésemos invitados a cuestionar la afirmación, común en cualquier reciente manual de técnicas de investigación cualitativa, que sitúa, en los trabajos de la Escuela de Chicago, a principios del siglo XX, en concreto, entre los años veinte y treinta de dicho siglo, el punto de arranque ineludible de las técnicas biográficas, de las técnicas de análisis y presentación de resultados derivadas de materiales obtenidos, generalmente, mediante la estrategia del estudio de casos únicos, a través de entrevistas o del análisis de documentos personales naturales (M. S. Vallés, 1997: 37, 241, 258-259 y 427.). Junto a la tradición chicagüense también se destaca, en dichos manuales, el protagonismo precursor de la escuela polaca, atribuyéndose al estudio clásico de W. I. Thomas y F. Znaniecki (1918-1920) sobre El campesino polaco en Europa y en América, basado en documentos personales naturales (más de setecientas cartas obtenidas por concurso, mantenidas entre los emigrantes polacos y sus familiares o amigos en Polonia), el haber iniciado dicha línea de trabajo e investigación biográfica basada en fuentes de índole cualitativa. Como hemos visto, sin embargo, dicha tradición fue iniciada, de forma modesta, es cierto, sin respaldo académico, no es menos cierto, y sin ninguna pretensión de crear escuela, si no hemos de faltar a la verdad, por Tomás Giménez Valdivieso, al que Jorge de Esteban, catedrático de Derecho Constitucional, y miembro del Consejo Editorial del periódico "El Mundo", tras laboriosas pesquisas, ha podido identificar, en artículo publicado en dicho periódico, como el verdadero autor de algunas obras desconocidas, atribuidas erróneamente al inexistente autor británico John Chamberlain, pero debidas, en realidad, a la pluma de Tomás Giménez Valdivieso, cuyas obras no son citadas prácticamente en ningún tratado de historia a pesar de hallarnos ante un autor que tiene pleno derecho a ser incluido en el movimiento regeneracionista español de fin y principios de siglo, junto a otros autores más conocidos y estudiados. Eso es lo que pretendemos con nuestro proyecto, evitar que la producción educativa valenciana originada en los ámbitos de la educación formal, no formal e informal, se pierda, quede en el olvido o permanezca desconocida.

Así pues también lo escolar, por supuesto, con carácter protagonista, ocupa un lugar destacado en la web del proyecto. Pero incluso lo escolar es susceptible de numerosas perspectivas. Y en la línea de aludir a materiales, documentos, fuentes, enmarcadas en un discurso pedagógico que invite a una reflexión que no puede dejar de ser, simultáneamente, reflexión social, política y educativa, presentando a modo de ejemplos algunos de los recursos patrimoniales localizados, incluidos en la web, nos detendremos ahora en otro material, escolar, sí, pero que no responde al estereotipo que tenemos en mente cuando nos referimos a un libro de texto y que está relacionado directamente con el ámbito de las matemáticas. La necesidad funcional de calcular con monedas, hacer operaciones aritméticas, utilizar instrumentos de peso como las balanzas y las romanas, y el comercio en suma, fueron uno de los factores que más contribuyeron a expandir en la población la necesidad de conseguir unos niveles de alfabetización básicos, imprescindibles para la supervivencia. En las primeras décadas del siglo XIX, la alfabetización básica, derivada de la escolarización elemental, combinaba una irregular asistencia a la escuela de los hijos de los labradores con las clases particulares que el maestro impartía en las barracas o alquerías para facilitar el aprendizaje de los rudimentos básicos de la lectura, la escritura y el cálculo sin interferir en el trabajo agrícola, en el que colaboraban todos los miembros de la familia. Las Tablas de Cuentas, para aprender con mucha facilidad las reglas de sumar, restar, multiplicar y partir, reducir reales de vellón, o castellanos, a cuartos; y las reglas para alquileres y soldadas del año, mes y día, eran el principal instrumento didáctico con el que maestros, como Cayetano Ripoll, contribuyeron a extender la alfabetización básica allá por los años veinte del mil ochocientos. Aludimos, como muestra, a una de dichas tablas, datada en 1823, editada en Valencia, y localizada en Carcaixent, presentada en la web junto a algunos de los objetos que hicieron imprescindible su utilización. Con posterioridad, la implantación, en 1889, del sistema métrico decimal, al que España se había adherido con mucha antelación, no dejó en desuso, inmediatamente, las unidades de pesas y medidas propios de cada región. El comercio hizo necesaria la publicación de manuales que, como el que también se incluye en la web, facilitaron la rápida conversión de las antiguas unidades de pesas y medidas valencianas al nuevo sistema. Las unidades valencianas de medida lineal eran la vara, el palmo, la cuarta y el dedo; las superficiales: la cahiza, la hanegada, el cuartón y la braza; las de capacidad, para licores: el cántaro, la media y la micheta (sic) o el cuartillo; etc. Pero la alfabetización básica, la alfabetización funcional necesaria para el desarrollo del comercio, para la subsistencia en suma, pronto se mostró insuficiente. El tema ha sido abordado en profundidad por Michael Mann (1991 y 1997) a lo largo de un dilatado período cronológico. Según señala dicho autor, la alfabetización discursiva, esto es, la capacidad para leer y escribir textos que no fuesen meras listas o fórmulas, sino literatura que dominase la argumentación y el intercambio de ideas, exigía una rápida extensión de la alfabetización básica. La alfabetización discursiva, como medio de transmisión de valores de mayor potencia que la alfabetización básica conseguida en la institución escolar, pero que sin embargo la requería, llegó a través de nueve medios fundamentales: las Iglesias, los ejércitos, la Administración del Estado, el comercio, la abogacía, las universidades, los medios literarios, los medios de comunicación periódica (periódicos, revistas y folletos) y los centros de discusión intelectual (academias, clubes, bibliotecas, salones, tabernas y cafés). Y en la web también se incluyen numerosos ejemplos de algunos de los soportes documentales y de otro tipo que sirvieron de medio de difusión para la transmisión del contenido discursivo promovido desde tales entidades.

Además, a los libros y a los folletos publicados, deben añadirse documentos inéditos, a veces simples pequeños fragmentos de papel, que en ocasiones reflejan realidades dramáticas que invitan a recrear lo que pudo pasar, con la certeza de que nunca sabremos la verdad de la realidad a la que remitían. Veamos un ejemplo. Reza una pequeña octavilla mecanografiada también recuperada del olvido: "Requisamos dos escopetas y municiones en el día de hoy, 29 de julio de 1936". Tras dicho escueto texto, otro, ahora manuscrito, añade: "El responsable del centro Francisco Ferrer". Y una rúbrica. Nada más. Sólo sabemos con certeza que en julio de 1936 el Colegio de los Niños Huérfanos de San Vicente de Valencia, una institución asilar centenaria, llevaba este nombre: Francisco Ferrer y Guardia. Y también que Valencia ardía, encendida en revueltas. Y que no era extraño que se requisasen escopetas y municiones. Nada más. No sólo la escuela, también las universidades. Y, en este caso, el documento, sin ser más amplio, sin ser mucho más que un fragmento, sí encierra una historia completa. Como el que mecanografiado en papel con membrete: "Universidad de Valencia. Facultad de Derecho. Particular.", fechado en septiembre de 1939, y redactado por un ilustre catedrático de Universidad, solicita de la Editorial Reus S. A., de Madrid, que se haga cargo de la devolución del "Diccionario de la Administración Española (Alcubilla)" que aparece en poder del Tribunal Supremo procedente del saqueo del domicilio de su propiedad "por los rojos".

Se han localizado muchas muestras de documentos similares. Veamos otro documento, también fechada en septiembre de 1939. Pero en este caso no nos remite a lo educativo formal, sino a la vida cotidiana de gentes anónimas. A diferencia del antes reseñado, que nos muestra a un catedrático de Universidad limitándose a gestionar la recuperación de su biblioteca, en este otro documento, un anónimo particular exige, denunciando a los sospechosos, que se cotejen las ropas blancas con los bordados cortados, encontradas en los registros domiciliarios practicados en busca de objetos "procedentes de robos marxistas", con los bordados arrancados de las piezas, encontrados en otros domicilios. Y al leerlo, aun sabiendo que tuvo que pasar lo inevitable, no se puede sino desear que bordados arrancados, y piezas blancas sin bordados, no coincidiesen, por bien de quienes los poseían.

Consideremos otra muestra de lo reseñado, tomada ahora del ámbito del sindicalismo anarquista. Reza un documento mecanografiado con el membrete de la CNT AIT, Sindicato Único de la Alimentación de Valencia, Sección Confiteros y Pasteleros, fechado el 27 de octubre de ¿1936?: "Tenemos habien (sic) el comunicarle que por incompatibilidad de V (sic) y familia con el personal de la casa en el plazo de cuarenta y ocho horas dejaran (sic) la casa para que cesen las divergencias que existen entre ambos. Salud. La Técnica. Y el sello del Sindicato aludido". Ausencia de legalidad, mal llamada justicia popular. Justicia salomónica. Acción directa. Sin tribunales. Sin procedimientos. Sin legalismos. Sin garantías. Lo mismo podría decirse de otro último ejemplo de tales documentos que remiten a lo cotidiano, a lo anecdótico, pero que muestran valores, aprendizajes vividos, que reflejan ese ambiente educativo, ese estado social, a veces pestilente, al que aludiera el padre Garrigós. Se trata de una demanda presentada en Valencia, en 1941, por la cancelación de una hipoteca, realizada bajo presión, durante la guerra civil de 1936-1939. El medio social era el mensaje educativo, un mensaje que en la escuela se convertía en consignas, en contenidos, en proclamas, y también en olvidos flagrantes. Veámoslo en el cuaderno escolar de Concha, otro de los materiales recuperados en la web: "Antiguamente, antes del Rey Carlos III, el estandarte real era de color carmesí o morado. Después fue la Bandera blanca y por último se estableció la actual, que es la que nosotros debemos amar, respetar y defender hasta con la vida si fuera preciso." (Último párrafo del tema "La bandera española" del cuaderno escolar de C. C. V., página 36, 3 de marzo de ¿1941?"). La bandera republicana, pues, nunca había existido. Luego no había lugar a dudas de cuál era la bandera que cabía amar, respetar y defender. El borrado sistemático de la memoria colectiva de los valencianos tuvo como marco privilegiado el ámbito escolar. Y de ese proceso sistemático de borrado de la memoria colectiva de los valencianos también se hace eco la web.

No sólo relatos biográficos de profesores, maestros y otros profesionales de la educación, que en la web disponen de un espacio específico y singular; no sólo la escuela, no sólo libros escolares, manuales pedagógicos, materiales didácticos, de diferentes épocas, cuya presencia abunda en la web; no sólo documentos fragmentarios inéditos de los aprendizajes vividos en la vida cotidiana de diferentes épocas y circunstancias históricas; también lotes completos de documentos personales inéditos como el integrado por 4.980 carillas manuscritas (pliegos en diferentes formatos la mayoría de los cuales tienen el tamaño de un folio plegado por la mitad) correspondientes a 1.333 documentos -de los que aproximadamente el 59% están fechados entre 1884 y 1939, y el resto entre 1940 y 1955- amén de otros muchos fragmentos de textos y otro tipo de documentos no incluidos en la contabilidad anterior, referidos a una misma saga familiar y que permiten reconstruir, con todo lujo de detalles, los procesos de educación y socialización en valores de algunos jóvenes valencianos desde su primera infancia hasta su madurez, documentos que permiten desvelar, además, algunos de los secretos mejor guardados de la organización clandestina de la Falange valenciana, en la zona de Levante, durante la guerra civil española, y que incluyen materiales tan poco frecuentes, como unas memorias manuscritas fechadas en 1929, redactadas por uno de los internos en la Escuela de Reforma de Santa Rita de Madrid (Javier Bascuñán, 2009). También cabe citar otro lote de documentos recuperados que nos introducen en un tema hasta el momento poco a nada tratado, y de indudables repercusiones sociales, políticas y educativas. Las denuncias de un grupo de "camisas viejas" valencianos a las depuraciones emprendidas, o mejor aún, a las depuraciones "no emprendidas", o todavía más exactamente, la denuncia de la ausencia de medidas disciplinarias adoptadas en el interior de la Falange valenciana contra los que en opinión de los "camisas viejas" valencianos deberían haber sido depurados en base a las circulares emitidas desde la Secretaría General de FET y de las JONS. Desde 1938, y durante más de cinco años, tanto de forma individual como conjunta, una serie de camisas viejas valencianos ratificarían por escrito, ante los principales órganos de gobierno falangista este sentir común. Primero lo hicieron de forma individual, aportando como pruebas los hechos de los que cada uno de ellos habían tenido conocimiento o experiencia. Después, al menos hasta en dos ocasiones, lo hicieron avalando con sus firmas, de forma conjunta, el contenido de las denuncias individuales que previamente se habían presentado, solidarizándose, identificándose y adhiriéndose al contenido de todas y cada una de las anteriormente presentadas de forma individual. El relato de tales hechos es clave para comprender, por ejemplo, el verdadero sentido de algunos episodios relacionados con los procesos de depuración del magisterio desarrollados durante los primeros años del régimen franquista.

Y cabe añadir que en la web abundan las publicaciones periódicas, prensa diaria y revistas de carácter general o especializado, de ámbito nacional o local, siempre que incluyan referencias al contexto educativo de la actual Comunidad Valenciana, localizadas tanto en archivos históricos como en archivos personales. Como muestra pueden citarse revistas escolares (Auras del Colegio, del Colegio de San José, de Valencia, regentado por los Jesuitas; Brisas Levantinas, el Boletín interno del Colegio de los Hermanos Marianistas de Valencia), del Frente de Juventudes de Valencia (Yugo; Guión, Boletín Provincial del Frente de Juventudes de Valencia, Revista de mandos del Frente de Juventudes), de la Sección Femenina de Falange (Consigna...), del Servicio Español del Magisterio (Servicio, en algunos de cuyos números se incluye la historia de la creación de dicho servicio estatal, y artículos publicados por los responsables valencianos del S. E. M.); Prensa, bien sea política de partidos (Valencia, Semanario Órgano de la Junta Carlista de Guerra del Reino de Valencia, editado en San Sebastián, cuyo encabezamiento cambió, a raíz de la unificación de las fuerzas políticas, decretada por el Caudillo, por el de Órgano Oficial de FET y de las JONS de Valencia; La Hora. Diario de la Juventud. Edición Nacional de Ahora, editado en Valencia desde el traslado del gobierno de la República a esta ciudad), pedagógica (El Magisterio valenciano, Tribuna del Magisterio, La Escuela...), de organizaciones católicas...

Se ha considerado imprescindible, del mismo modo, y en base a los objetivos reseñados, recuperar, y presentar en la web, material iconográfico (fotografías de alumnos con sus maestros y maestras, carteles, planos de construcciones escolares, dibujos realizados por los niños evacuados en colonias y escuelas valencianas durante la Guerra Civil, etc.), etnográfico, producciones escolares (trabajos manuales, bordados, etc.), juegos educativos (Payà, 2008) y juguetes (de elaboración artesanal o industrial), materiales carcelarios (artesanía carcelaria, objetos artísticos producidos en las prisiones), material pedagógico (mapas geopolíticos, recortables, útiles de imprenta, placas y escudos, instrumentos científicos, mobiliario escolar, útiles escolares, etc.) y material escrito escolar (cuadernos de clase, cuadernos de rotación, memorias del maestro, revistas infantiles realizadas a multicopia..).

Por último cabe citar que se ha dedicado un apartado específico a los edificios de todo tipo de instituciones en los que la educación se expresa y la pedagogía encuentra materiales de análisis y fuentes de investigación: colegios, institutos, centros universitarios, escuelas de música, reformatorios, asilos, prisiones, centros de formación empresarial, locales de asociaciones cívicas, centros de formación sindical, etc.

 


4. Perspectivas de evolución y desarrollo de la web www.patrimonieducatiuvalencia.com

El resultado del trabajo de recuperación, estudio y difusión del patrimonio histórico-educativo valenciano, plasmado en la web, constituye en el momento actual una pequeña muestra, eso sí, representativa de algunos de los materiales y de las fuentes patrimoniales localizadas hasta la fecha, aunque no todas, ni tampoco abarca el conjunto de temas que en ella se desea incluir. En algunos casos el motivo es el trabajo de explotación previo que se está realizando, en otros, la necesidad de realizar un filtrado que garantice su relevancia, validez y significación, así como la adecuación a los criterios del proyecto. Hay otro motivo no menos obvio: se sigue realizando un trabajo de búsqueda, localización y recuperación de materiales y fuentes patrimoniales que requiere no sólo de recursos materiales, sino también de colaboraciones más amplias tanto en dichas tareas, como en las del posterior vaciado de contenidos. En las perspectivas de evolución y desarrollo de la web cobra protagonismo, por tanto, la de crear sinergias, establecer redes de colaboración, ampliar el intercambio de experiencias e ideas entre equipos de investigación, y entre investigadores, dentro y fuera del ámbito académico, dentro y fuera del ámbito de la Comunidad Valenciana.

A través de la recuperación del patrimonio histórico-educativo valenciano queremos dejar más patente, en el contenido de las fuentes y materiales patrimoniales que se presentan en la web, la importancia de los recuerdos de los sujetos protagonistas de nuestra historia; queremos dejar más patente la intención de defender y reivindicar el interés de una historia educativa que realice una reflexión, desde la pedagogía, pero desde la sociedad, centrada en los múltiples espacios educativos que configuran realidades concretas y cotidianas cargadas de significados inéditos; queremos dejar más patente nuestra intención de contribuir a recuperar la identidad colectiva y el protagonismo individual de todos los protagonistas, sujetos agentes y pacientes, de los procesos de enseñanza y aprendizaje, tanto en los ámbitos de la educación formal, no formal e informal, dándole mayor protagonismo a enfoques metodológicos que se sirvan más ampliamente de la especificidad de lo subjetivo y de los relatos individuales conforme a requisitos historiográficos. Intentaremos aprovechar, pues, las aportaciones de la historia oral, y de los métodos cualitativos de análisis, presentando relatos de vida, historias de vida, que nos permitan reconstruir prácticas sociales, políticas y educativas concretas. Se hace necesario, en definitiva, en nuestro proyecto, presentar nuevas fuentes y materiales inéditos, localizar y generar nuevas fuentes primarias de investigación: entrevistas biográficas, historias de vida, diarios, documentos personales, etc. que recojan experiencias directas, recuerdos, memorias, los testimonios y las impresiones de los diversos protagonistas, sujetos agentes y pacientes, de la historia educativa valenciana.

También quedan por desarrollar algunas tareas de cuya necesidad obvia puede convertirse en testigo cualquiera que consulte los actuales contenidos de la web: www.patrimonieducatiuvalencia.com. La diversidad de enfoques metodológicos, espacios educativos, tipos de fuentes y materiales que se recogen en ella, períodos históricos recorridos, etc., exige definir criterios de clasificación de las fuentes y materiales patrimoniales que en la misma se presentan. No sólo está pendiente dicha agrupación de fuentes y materiales que permita clasificar, en base a criterios pedagógicos e historiográficos, la diversidad de recursos patrimoniales que en ella se incluyen, sino que también se hace necesario, igualmente, establecer categorías cerradas de palabras clave, que permitan, al equipo de investigación que gestiona el proyecto, seguir criterios homogéneos en la definición de las mismas, y al consultante de la web, disponer de un repertorio cerrado de descriptores que le facilite el acceso a la búsqueda de fuentes y materiales.

Como nuevos objetivos de trabajo a los que nos ha conducido la experiencia desarrollada hasta el momento, pretendemos potenciar la plataforma virtual que representa la web: www.patrimonieducatiuvalencia.com, como un recurso de enseñanza y aprendizaje en el que la dinamicidad, creatividad, participación y activismo pedagógico por parte de alumnos y profesores, permita desarrollar procesos de enseñanza y aprendizaje más significativos. Se trata, por tanto, de potenciar la adecuación de la web para su utilización como centro virtual de conocimiento activo de materiales de formación dirigidos al profesorado y como recurso docente multimedia en asignaturas relativas a la Historia de la Educación. El resultado pretende garantizar la consolidación de un Grupo de Innovación Docente capaz de mantener, gestionar y actualizar el contenido de la página web, mejorándola sustancialmente y poniendo al servicio de la comunidad académica docente de nuestra Universidad, y de otras Universidades, un potente instrumento de consulta que permita localizar materiales documentales y de otro tipo, de dificil acceso, cuando no inaccesibles, que incidan en la mejora de las tareas docentes en las materias de contenidos relacionados con la historia de la educación valenciana. La incorporación a la web de las guías didácticas multimedia previstas, así como la clasificación de las fuentes y materiales que en ella se incluyen, y su permanente actualización, deben permitir el uso docente de los contenidos de la web, tanto como recurso de aprendizaje para el alumnado, como para servir de instrumento de formación del profesorado. Además pues de garantizar la continuidad de la gestión y actualización de la web, en cumplimiento de los objetivos generales que la inspiraron: actuar como espacio virtual para la localización, recuperación y difusión del patrimonio histórico educativo valenciano y de los estudios e investigaciones relativas a la historia de la educación, así como servir de espacio de colaboración profesional, los nuevos objetivos que se pretenden alcanzar pueden resumirse en los siguientes:

1) Actualización permanente de los contenidos de la web en sus diversos apartados: imágenes, materiales audiovisuales, objetos materiales, fuentes escritas, centros educativos y biografías.

2) Adecuación de la web a las finalidades docentes y de aprendizaje aludidas mediante la agrupación y clasificación de sus contenidos en base a criterios histórico-educativos y didácticos.

3) Incorporación a cada una de las categorías de agrupación y clasificación de contenidos que se decida establecer de una guía didáctica que permita su utilización como recurso docente multimedia.

4) Definir grupos de palabras clave que permitan localizar los contenidos de la web en base a criterios histórico-educativos y didácticos previamente conocidos, homogéneos y coherentes con las finalidades del proyecto.

5) Difundir, divulgar y recabar la colaboración en la gestión, actualización y utilización de la web de colectivos específicos: profesorado universitario y de otros niveles del sistema educativo, asociaciones cívicas, centros de documentación, archivos históricos, profesionales de la educación en diferentes ámbitos, etc.

Por último, y para finalizar, también queremos mejorar la interactividad de la web e incorporar a la misma instrumentos de evaluación y validación de sus contenidos. Desde un punto de vista cualitativo, la evaluación del proyecto se puede considerar desde la perspectiva de la calidad de la presentación y diseño de la web, rapidez de descarga de sus contenidos, velocidad y eficacia del buscador, etc., pero también del rigor histórico pedagógico de los contenidos de la guía didáctica que se pretende incorporar, de la exactitud y precisión de las palabras clave que definan y sinteticen las fuentes y materiales, etc. Introducir algún apartado en la web en el que se puedan formular consultas, sugerencias de mejora, o discrepancias, es una idea en la que se trabaja. Desde un punto de vista cuantitativo, se ha considerado imprescindible introducir algún criterio para la evaluación del proyecto sobre la base del número de consultas que se realicen a la web, y se ha previsto la incorporación a la web de un contador de visitas que sirva para cuantificar el número de usuarios, así como para proporcionar alguna información suplementaria sobre sus características.

Estamos ilusionados por la tarea histórico-educativa que hemos emprendido. Nos encontramos al principio del camino y nos queda todavía mucho por andar. Es, por esto, por lo que esperamos que todos los interesados en recuperar, preservar, estudiar y difundir la historia educativa valenciana colaboren con nosotros y den los pasos necesarios para que este trayecto sea mucho más completo. En este empeño nos encontramos y a él invitamos a todas aquellas personas que sientan y sean conscientes de que el patrimonio educativo es cosa de todos y a todos nos atañe, evitando así que la memoria de la escuela y de los procesos formativos desaparezca, y, por el contrario, su recuperación nos sirva para reflexionar, repensar y comprender nuestro pasado más reciente.

 


5. Fuentes documentales.

- AGULLÓ, María del Carmen (2007) "Possibilitats i riscs de les fons orals en la investigació historicoeducativa", Educació i Història 9-10, pp. 27-39.

- ALONSO, Luís (2000) Introducción a la nueva museología, Madrid: Alianza.

- ALTED, Alicia (1996) Entre el pasado y el presente. Historia y memoria, Madrid: UNED.

- BASCUÑÁN, Javier (2009); "Educación familiar y correccional en la trayectoria biográfica de un joven falangista valenciano: 1913-1939" en, Actas del XV Coloquio de Historia de la Educación. La educación especial y social del siglo XIX hasta nuestros días. Pamplona: SDHE. Volumen II. En imprenta.

- BAUMAN, Zygmunt (2004), Modernidad líquida, Buenos Aires/ México: Fondo de Cultura Económica.

- BECK, Ulrich (1994) "De la sociedad industrial a la sociedad del riesgo. Cuestiones de supervivencia, estructura social e ilustración ecológica". En: Revista de Occidente. 50, pp. 19 y ss.

- BOLIVAR, Antonio, DOMINGO, Jesús y FERNÁNDEZ, Manuel (2001) La investigación biográfico-narrativa en educación. Enfoque y metodología, Madrid: La Muralla.

- BORDERÍAS, Cristina (1997) "Subjetividad y cambio social en las historias de vida de mujeres: notas sobre el método biográfico", Arenal: Revista de historia de las mujeres, vol. 4, núm. 2.

- CARRILLO, Isabel, COLLELLDEMONT, Eulàlia, y MORENO, Pedro Luís "El patrimoni educatiu, element d'una pedagogía cultural i ciutadana". Temps d'Educació (Barcelona), (2008) 35, pp. 277-289.

- CREMADES, Raúl (1999) Nadie olvida a un buen maestro. Recuerdos escolares de treinta personalidades españolas, Madrid: Espasa Calpe.

- CUESTA, Josefina (1998) "Memoria e historia. Un estado de la cuestión", Ayer 32, pp. 203-246.

- ESCOLANO, Agustín y HERNÁNDEZ, José María (2002) La memoria y el deseo. Cultura de la escuela y educación deseada, Valencia: Tirant lo Blanch.

- ESTEBAN, Jorge de (1997); "Los hispanistas ingleses", en Periódico El Mundo, jueves 28 de agosto.

- EXMO. AYUNTAMIENTO DE VALENCIA (1934); El maestro Ripoll. Valencia: Publicaciones del Archivo Municipal. Imprenta La Gutenberg.

- FERNÁNDEZ SORIA, Juan Manuel (1997) "Memoria y 'desmemoria' de la escuela valenciana", Vela Mayor. Revista Anaya de Educación, 11, pp. 79-86.

- FOLGUERA, Pilar (1994) Cómo se hace historia oral, Madrid: EUDEMA.

- GARCÍA, Joaquín (1985); "Ideología y discurso pedagógico" en VV. AA. Condicionamientos socio-políticos de la educación. Barcelona: Ediciones CEAC.

- GARRIGÓS, Fernando (S. A. ¿1911?); El problema de la educación. Conferencias impartidas en el Ateneo Pedagógico de Valencia. Barcelona: Imprenta Librería Montserrat.

- GOODSON, Ivor F. (2004) Historias de vida del profesorado, Barcelona: Octaedro.

- GRASS, Günter y GOYTISOLO, Juan (1999) Diálogo sobre la desmemoria, los tabúes y el olvido, Barcelona: Galaxia Gutenberg, Círculo de Lectores.

- IBÁÑEZ, Jesús (1969) "Investigación profunda y motivación" en VV. AA.; Marketing para publicitarios. Madrid: Instituto Nacional de Publicidad.

- IBÁÑEZ, Jesús (1979) Más allá de la sociología. El grupo de discusión: técnica y crítica. Madrid: Siglo XXI.

- IBÁÑEZ, Jesús (1985) Del algoritmo al sujeto. Perspectivas de la investigación social. Madrid. Siglo XXI.

- JOHNSEN, Egil Borre (1996) Libros de texto en el caleidoscopio. Estudio crítico de la literatura y la investigación sobre textos escolares, Barcelona: Edicions Pomares-Corredor.

- JOUTARD, Philippe (1986) Esas voces que nos llegan del pasado, México: Fondo de Cultura Económica.

- JOUTARD, Philippe (1999) "Algunos retos que se le plantean a la Historia Oral del siglo XXI", Historia, Antropología y Fuentes Orales, 21 (2ª época).

- LERENA, Carlos (1985) Materiales de sociología de la educación y de la cultura. Madrid: Grupo Cultural Zero.

- LÓPEZ-BARAJAS, Emilio (1996) Las historias de vida y la investigación biográfica. Fundamentos y metodología, Madrid: UNED.

- MARQUÉS, Salomó (2004) "Sobre la reconstrucció de la biografía dels mestres. Les aportacions de la història oral", Temps d'Educació 28, pp. 95-110.

- MANN, Michael (1991) Las fuentes del poder social, I. Una historia del poder desde los comienzos hasta 1760 a. C. Madrid. Alianza Editorial.

- MANN, Michael (1997); Las fuentes del poder social, II. El desarrollo de las clases y los Estados nacionales, 1760-1914. Madrid. Alianza Editorial.

- MARTÍNEZ, Anastasio (1993) "Los museos de historia de la educación", Bordón, 45, pp. 391-399.

- MAYORDOMO, Alejandro (1991); "Educación y comunidad local. Una política educativa en las ciudades" en CONSELL ESCOLAR VALENCIÀ; Tres enfoques sobre la educación en las ciudades. Segundo seminario sobre participación educativa (II) Valencia, 25 y 26 de mayo, 1990. Valencia: Generalitat Valenciana.

- MORENO, Mónica (1995) "Escuela rural, niñas y enseñanza mixta en los años 30 en Alicante a través de fuentes orales" en SANTACREU, JM. Historia contemporánea y nuevas fuentes, Alicante: Universidad de Alicante, pp. 283-290.

- MORENO PÉREZ, José Ramón (2008) "Patrimonio histórico y promoción cultural" en Los cuadernos de la Ciudad Educadora, nº 1. El patrimonio histórico-educativo en el ámbito escolar sevillano, 2008, Sevilla: Ayuntamiento de Sevilla- Delegación de Educación y de Gobierno Interior, pp. 68-73.

- NÓVOA, Antonio (1992) Vidas de profesores, Porto: Porto Editora.

- OLÓZAGA, Salustiano de (1864); Estudios sobre elocuencia, política, jurisprudencia, historia y moral. Madrid: A. de San Martín y Agustín Jubera. Existe un ejemplar en internet digitalizado por Google.

- PAYÀ, Andrés (2008) Aprender jugando: una mirada histórico-educativa, València: Universitat de València.

- PUJADAS, Juan José (1992) El método biográfico. El uso de las historias de vida en ciencias sociales, Madrid: Centro de Investigaciones Sociológicas, Vol. 5.

- RICOEUR, Paul (2003) La memoria, la historia, el olvido, Madrid: Editorial Trotta.

- RUIZ, Julio (2000) La cultura escolar de Europa. Tendencias emergentes, Madrid: Biblioteca Nueva.

- SARTORI, Giovanni (1992); Elementos de teoría política. Madrid. Alianza Universidad.

- SOLER I GODES, Enric (1995) "Exilio interior, entre la escuela y los libros" en Exiliados. La emigración cultural valenciana (siglos XVI-XX). Edición de Manuel García, Valencia: Generalitat Valenciana. Consellería de Cultura.

- SUÁREZ, Mercedes, CID, Xose Manuel y BENSO, Carmen (coord.) (2006) Memoria da escola. Cultura material e testemuños da nosa historia educativa contemporánea, Vigo: Edicións Xerais de Galicia.

- THOMAS, William y ZNANIECKI, Florian (1958) The polish peasant in Europe and America, New York: Dover. Edición original 1918-1920.

- TRIGUEROS, Guadalupe "El papel del archivo oral del museo pedagógico andaluz en la recuperación de la memoria escolar de Sevilla" en Los cuadernos de la Ciudad Educadora, nº 1. El patrimonio histórico-educativo en el ámbito escolar sevillano, 2008, Sevilla: Ayuntamiento de Sevilla- Delegación de Educación y de Gobierno Interior, pp. 74-91.

- ÚBEDA, Lluís (1997) "Antecedents històrics del Departament de fons orals de l'Arxiu Històric de la Ciutat", Historia, Antropología y Fuentes Orales, 21 (2ª época), pp. 161-168.

- VALLÉS, Miguel (1997) Técnicas cualitativas de investigación social. Reflexión metodológica y práctica profesional. Madrid. Síntesis.

- VELASCO, Honorio y DÍAZ, Ángel (1997) La lógica de la investigación etnográfica. Un modelo para etnógrafos de la escuela, Madrid: Trotta.

- VENANCIO, Ana Chrystina, CÁMARA, María Helena y SANTOS, María Teresa (2000) Refugios do Eu: educaçáo, história, escritura autobiográfica, Florianópolis: Editora Mulheres.

VIÑAO, Antonio (1999) "Las autobiografías, memorias y diarios como fuente histórico-educativa: tipologías y usos", Sarmiento. Anuario Galego de Historia da Educación, 3, pp. 223-25

 


Cómo citar este artículo

Formato Norma ISO 690-2

Agulló, María del Carmen; Bascuñán, Javier; Payà, Andrés (Universitat de València), "Una propuesta sobre el patrimonio histórico-educativo valenciano: Diversificar las fuentes, difundir la historia y renovar el discurso pedagógico [en línea]. Cabás: Revista del Centro de Recursos, Interpretación y Estudios en materia educativa (CRIEME) de la Consejería de Educación del Gobierno de Cantabria (España) [publicación seriada en línea]. N.º 1. Junio 2009. <http://revista.muesca.es/articulos/83-una-propuesta-sobre-el-patrimonio-historicoeducativo-valenciano-diversificar-las-fuentes-difundir-la-historia-y-renovar-el-discurso-pedagogico> ISSN 1989-5909 [Consulta: Día Mes Año].

 

facebbok

Logo

Revista indizada en

Logo
Logo
Logo
Logo
Logo
Logo
Logo
Logo
Logo
Logo

Catálogo colectivo ZDB (Alemania)

Logo
Logo ISOC
Logo 360º
Logo innoSpace
Logo

Logo

Logo

DULCINEA

Logo

BILIOTECA NACIONAL

Logo

TODOPATRIMONIO

Logo

MIAR

Logo

NEW-JOUR (Georgetown University)

Logo