• Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
Principal >> Artículos >> Una escuela de Cármenes: El patrimonio arquitectónico de las Escuelas del Ave María de Granada

Una escuela de Cármenes: El patrimonio arquitectónico de las Escuelas del Ave María de Granada

E-mail Imprimir
Indice del artículo
Una escuela de Cármenes: El patrimonio arquitectónico de las Escuelas del Ave María de Granada
La creación de una pequeña ciudad de niños: los cármenes como escuela.
Carmen de San José o de los Naranjos.
Carmen de San José o de los Naranjos.
Carmen del Niño Jesús o de las Olivas.
Carmen del Niño Jesús o de las Olivas.
Carmen de San Joaquín o de Zapata.
Carmen de San Juan, Carmen de la Victoria o Seminario de Maestros.
Primer proyecto de Ampliación del Seminario de Maestros del Ave María (agosto de 1957).
Segundo proyecto (octubre de 1957).
Tercer proyecto (noviembre de 1957).
Carmen de Santa Isabel o de Salazar.
Carmen de Ayuso.
Bibliografía
Cómo citar este artículo
Todas las páginas

Resumen

En el presente artículo se analiza el proceso de creación y ampliación de las Escuelas del Ave María-Casa Madre por medio de la compra de diversos cármenes. Se seguirá un orden cronológico para mostrar de una manera más clara, el proceso de crecimiento que siguió la Institución, exponiendo las circunstancias que envolvieron cada una de las compras, personajes involucrados, intenciones de Andrés Manjón, funcionalidad de los espacios,.... El aspecto arquitectónico será el que centre el artículo, aunque sin olvidar la interrelación de todos los bienes que en este espacio confluyen, de cuya unión nace el valor patrimonial de estas Escuelas.

 

Introducción: Andrés Manjón y la creación de las Escuelas del Ave María-Casa Madre.

Andrés Manjón[1] nace en 1846 en el seno de una familia religiosa oriunda de Sargentes de Lora, una pequeña aldea del norte de la provincia de Burgos. Estudió en esta localidad desde los siete años hasta 1857, año en el que tuvo que marchar a Polientes para estudiar latín y poder tener acceso a los estudios del Seminario. Con catorce años quiso entrar en el Seminario de Burgos, sin embargo la baja calidad de la educación que había recibido le obligó a realizar un curso preparatorio con los Jesuitas. En el Seminario recibiría una educación de corte tradicional en un momento en el que el debate entre tradicionalismo[2] y despotismo ilustrado y liberal estaba en todo su auge. Su formación universitaria la recibirá en Valladolid simultaneando los estudios de Teología y Derecho.

Llega a Granada procedente de Santiago de Compostela en 1880 sin haber sido aún ordenado sacerdote, ya que abandona el Seminario en 1868. Aquí conseguirá una plaza por oposición como canónigo del Sacromonte e impartirá clases como catedrático de Derecho en la Universidad de Granada. Se trata de un momento muy delicado para la Iglesia que tiene que luchar por mantener su libertad de acción en el ámbito educativo en un período en el que la Institución Libre de Enseñanza acomete contra el catolicismo popular. (MONTERO VIVES, 1999: 18-19)

link 1Su residencia enclavada en la Abadía del Sacromonte, le obligaba a bajar a la ciudad, donde se encontraba la Universidad, pasando por dos de los barrios más degradados socialmente a finales del s. XIX en Granada. Se trata del Albayzín y Sacromonte, donde el analfabetismo, las hambrunas y enfermedades, provocadas por la falta de salubridad higiénica, estaban a la orden del día.


Esta situación le llevó a desear la creación de unas escuelas que dieran cobijo a la cantidad de niños que vivían en la calle, mientras sus padres intentaban ganar algo con lo que alimentar a sus familias, deseo que comentó con varios amigos que lo tacharon de utópico.

Finalmente en 1889, tras su encuentro con la Maestra Amiga (Francisca Montiel Jiménez), una mujer analfabeta a la cual encontró enseñando la Doctrina Cristiana a unos niños de la zona, decidió que su idea era factible. Desde ese momento invirtió todos sus ahorros, su sueldo y esfuerzo en la creación de una institución de enseñanza gratuita (algo muy novedoso en ese momento) en la que dio cabida a los más de 700 niños que poblaban la zona. En ella no sólo enseñó, sino que también dio comida, ropa, y sobre todo, un sitio en el que crecer a los niños lejos de las calamidades del tiempo que les tocó vivir.

Siendo profesor, ejerció de maestro y además revolucionó la enseñanza con su sistema pedagógico que se extendió por toda la ciudad primero, y España, Europa y Latinoamérica después. Este sistema se basó en la observación de los niños: juegos, actitudes, deseos... para orientar la enseñanza de manera que aprendieran mejor y de una forma alegre, estando siempre muy presente el juego.

Tuvo un espíritu humilde, que le llevó a rechazar puestos como el de Rector de la Universidad y el de miembro del Tribunal de la Rota y que le hizo merecedor de la medalla de la Orden de Alfonso XII, cuyo dinero debía de juntar el condecorado[3]. Fue nombrado hijo predilecto de Granada en 1896 y adoptivo de la ciudad en 1900, pero nunca quiso homenajes para su persona, sino ayudas para sus niños.

Tras su jubilación como catedrático de la Universidad se dedicó por completo a la enseñanza en sus Escuelas, en las cuales fue enterrado a su muerte en 1923.


La creación de una pequeña ciudad de niños: los cármenes como escuela

Andrés Manjón eligió para sus Escuelas el tipo de arquitectura propio de la zona del Albayzín y Sacromonte: los cármenes, casas con extensiones agrícolas, jardines y huertos que derivan del antiguo karm nazarí y que se irá imponiendo en la ciudad a lo largo del siglo XIX como recuerdo de éste.

Mediante la unión de estos creará una gran superficie de más de un kilómetro que se extiende por la orilla derecha del río Darro, en el inicio de la zona conocida como Valle de Valparaíso.

Ilustracion1

Con apenas recursos económicos y personales, pues el único ingreso fijo con el que contó fue su propio sueldo como catedrático de Derecho, al cual se sumaban algunas limosnas y las ayudas de personas desinteresadas de la ciudad, fue creando un espacio que cuenta con su propio urbanismo: paseos, fuentes, casas de diversos usos, Capilla, espacios de juegos, puentes, huertos para el cultivo y granjas para la cría de ganado con los que abastecer a los niños.

link 2


  • Carmen de San José o de los Naranjos.

Comprado el 7 de septiembre de 1889 a Emilia Romera Aragón por un precio de 5.250 pesetas. Su nombre anterior a la compra era Carmen de los Naranjos, pero el Padre Manjón cambió su nombre, al igual que hará con los sucesivos. Será el primer carmen escuela y el inicio de la Institución Casa Madre en el Valle de Valparaíso.

Por el estudio de las escrituras conservadas en el Archivo General de las Escuelas, parece que éste Carmen de los Naranjos surge como resultado de la unión de dos, el de los Naranjos y el de los Azulejos, siendo de éste último la casa conservada. Constaba de una superficie de 6.000 metros2 y tenía una casa de dos plantas, que hubo de ser reformada para adecuarla a escuela, y que hoy es residencia estudiantil y casa de profesores.

Su situación próxima al rio Darro hizo peligrar su estabilidad, ya que la erosión provocada por éste, causó varios desprendimientos de terrenos. Muchas serán las veces en las que Andrés Manjón escriba "el río se lleva los cármenes" lo que llevó a la necesidad de construir un muro de contención para sujetarlo entre 1906 y 1907: "Día 1. Trabajan en el rio y el día 2 se lleva el rio lo trabajado, herramientas, once sacos de cemento..." "28 y 29. Llueve todos los días, crece el rio y se lleva el paredón que ha costado 1.500 pesetas, más 1.500 el año 1906."(PRELLEZO, 2003: 408-409)

 

Edificio de Educación Especial.

A sus lados se abren espaciosas placetas en las que se encuentran juegos realizados en empedrado granadino, y junto a él, encontramos un nuevo edificio realizado en ladrillo visto con varias plantas escalonadas adecuándose al terreno, que está destinado a clase de Educación Especial.

Para bajar a los edificios se construyó una escalera de doble vertiente que sirve además como muro de contención de la plazoleta que se abre frente a la Capilla, realizada mediante la combinación de ladrillo visto y piedras propias del conglomerado Alhambra, tipo de terreno característico de la zona.

La casa del Carmen de San José es uno de los pocos edificios originales conservados de los adquiridos por Andrés Manjón. Presenta dos cuerpos de doble altura con cubiertas a cuatro aguas y su estado de conservación es muy bueno.

Ilustracion2


  • Carmen Santa María o Carmen de los Negros Uno.

El Carmen de Santa María o Carmen de los Negros Uno, fue adquirido el 26 de octubre de 1892 a Ricardo Ortiz Molinero por 2.700 pesetas. Este Carmen llega como respuesta a la necesidad imperiosa de espacio para los escolares que ya sumaban unos 500 y que tras la compra de éste ascenderán a 700.

Ilustracion3

"Hace un año suspirábamos por más local para albergar en él a los niños que no cabían en el Carmen primero, y Dios nos ha oído: ya le[4] tenemos.

En Octubre último se compró un nuevo Carmen lindante con el antiguo, y hechas las obras necesarias, se trasladaron a él las niñas en 30 de Noviembre. Desde ese día hay dos Colegios, uno para niños y otro para niñas, con entrada, local, menaje y personal aparte.

El nuevo Carmen es tan apropiado para la enseñanza, que entre todos los que hay en la cuenca del Darro no podía hallarse otro mejor. Todo es en él amplio, nuevo, alegre y hermoso: existe una casa de nueva planta, con espaciosos salones para clases y otros accesorios; rodean la casa amenísimos jardines, paseos cubiertos de enredaderas y frondosas parras, anchas placetas de juego y campos de labor, instrucción y recreo, todo lo cual, unido a las fuentes, cuya agua sale bulliciosa por surtidores y corre abundante en todas direcciones, a las preciosas vistas, los centenares de tiestos que festonean paseos y vergeles, las aves trinando a porfía y las flores sucediéndose sin interrupción, hacen de aquel sitio la morada de la alegría, singularmente para las inocentes criaturas que lo disfrutan, ignorantes aún de lo que es culpa y dolor."(MANJÓN, 1893:1-2)

En la escritura de compraventa encontramos la siguiente descripción del  Carmen: "Compuesto de casa con 3 cuerpos de alzado su fabrica antigua, elevada sobre la planta superficial de 799 pies cuadrados de labrado equivalente a 62 metros y de 1.009 pies o sea 78 metros y 29 centímetros cuadrados, de varias cuevas, las habitables y otras inútiles, con un paseo con empedrado de fino, 4 fuentes de piedra, una placeta, con 20 pilares de ladrillo en los paseos para los parrales, una bajada con puerta de escape o salida del rio Darro..."[5]. Esta misma descripción puede encontrarse en la escritura más antigua, referente a este carmen, conservada en el Archivo General de las Escuelas, que data de 1864.

El sistema hidráulico de pequeños pilares, al que hace referencia la escritura, conectaba con la acequia de la Axares o de San Juan y fue suprimido en unas obras de reforma hacia 1965 quedando únicamente algunos pilarillos sueltos y trasladados de su ubicación originaria, como el conservado en el Carmen de Santa Ana, y un pilar realizado en ladrillo que sustituye al anterior.

link 3

 

Asimismo, comparando la estructura existente con fotografías antiguas conservadas, parece que la casa sufrió una remodelación perdiéndose la tercera planta y añadiéndosele una nueva casa imitando las formas de la primera .

link 4Además contaba con un parral formado por pilares de ladrillo que aparecen representados en muchas de las fotografías y postales conservadas en el Archivo General de las Escuelas  y que también podemos encontrar en el dibujo de 1909 realizado por el topógrafo Emilio García de Losada para el Plano de Granada del Instituto Geográfico Nacional.

 


  • Carmen del Niño Jesús o de las Olivas.

El tercer carmen adquirido, fue el de las Olivas o Latino. Comprado por 1.500 pesetas el 1 de julio de 1894 contaba con una extensión de 2.284 metros2. La antigua propietaria era Trinidad Calleja que en este carmen tenía una casa y un vivero, que fueron demolidos para construir la casa del capellán, la Capilla-escuela y una pequeña placeta en la que se realizaron mapas, rayuelas y demás juegos didácticos para la enseñanza de los niños, y que aún hoy en día se conservan.

Ilustracion4

La descripción de este Carmen figura en escrituras de 1813, sin que se haya podido encontrar la escritura de compra por parte de Andrés Manjón a Trinidad Calleja, sin embargo la repetición de esta misma descripción en posteriores escrituras a la citada, hace pensar que este tipo de descripciones eran copiadas de unas escrituras a otras, con lo que la información que nos pudiera haber ofrecido la escritura de Andrés Manjón no habría diferido mucho de ésta.

"Carmen llamado de las Olivas situado en el Camino del Monte Santo feligresía de Nuestro Salvador, con su casa cubierta de teja y es de cabida de tres marjales y medio poco más o menos y se compone de tres paratas, las dos de secano en la parte superior hacia el camino donde está la Puerta y la otra de riego a la parte inferior poblado de parras árboles frutales y algunos silvestres, cuyo Carmen lo divide el barranco y linda por Levante con Carmen de Don José María Brun por Mediodía con el de los Azulejos que posee Don Juan Ignacio Moreno, por Poniente con el de los Naranjos de Don Gabriel Villareal y por el Norte con el Camino de dicho Sacro Monte, y también una cueva que está a la mano izquierda como se va de esta ciudad al referido Carmen haciendo frente a sus tapias que se compone de un patio y un cuarto de habitación, uno y otro pequeños"[6].

Hay que decir que en este Carmen fue en el que más esmero e ilusión empleó el Fundador, ya que la posibilidad de que los niños de sus escuelas contaran con una Capilla propia era un sueño que llevaba gestando desde hacía muchos años, pues era consciente de que la asistencia de estos a la Misa celebrada en el Sacromonte molestaba a los que acudían a la Abadía. En su Diario relatará los acontecimientos más destacados referidos al mismo desde el día 8 de mayo de 1895, si bien hacia ya casi un año desde su adquisición. Este día manda al gitano Juan Amaya, padre de Enrique Amaya (primer maestro gitano de la historia), a comprar dos burras con las cuales pretendía ahorrarse las 10 o 12 pesetas que entregaba diariamente a los arrieros. Pocos días después el Colegio ya contaba con dos acémilas nuevas, Purchila y Longaniza a las que se les añadiría la propia de Andrés Manjón, Paloma, para acarrear materiales de construcción desde el río Darro.

Se trata de una difícil tarea que comienza sin un proyecto concreto y que poco a poco irá tomando forma gracias al esfuerzo y voluntad de muchos incondicionales de la gran obra caritativa. En este sentido, hay que destacar la participación del arquitecto Francisco Jiménez Arévalo, que se encarga de la obra habiendo sido excavados ya los cimientos, y que será llamado el día 4 de junio de 1895, prometiendo éste tener los planos para el día siguiente. Siete serán las visitas que haga a las Escuelas del Sacromonte para ver la evolución del edificio en el cual trabajan dos cuadrillas de albañiles.

Destinada no sólo a capilla para la celebración del culto religioso, sino también a escuela para párvulos a los cuales considera "la base primera y más fundamental de nuestra institución docente y educadora", se dividirá en dos plantas para poder ubicar la escuela en la planta superior junto con la casa del capellán.

El día 12 de julio anota en su Diario: "... se acabaron de cerrar los arcos de la nave bajera del Colegio de Jesús. Este nombre daremos al nuevo edifico; así como el de San José para el de niños crecidos, y el de María para el de niñas", cinco días después se colocaron los tablones que sirvieron de vigas para el piso superior, siendo 105 con un grosor "3 pulgadas de grueso, veinticinco pies de largos y uno de ancho" y costando cada una de las vigas 12 pesetas y 50 céntimos.

Construidas sus paredes de ladrillo, destaca el coherente discurso constructivo que presenta, al cual se adapta a la perfección la monumental puerta de la extinguida iglesia de la Magdalena. Esta iglesia tuvo su enclave en la Calle Mesones y sufrió las consecuencias de la desamortización, que el Estado promovería en la primera mitad del siglo XIX, para intentar detener la crisis que sufrían las arcas de la Nación. Había sido erigida entre 1630 y 1651 para sustituir a una pequeña capilla construida por repobladores de procedencia asturiana que llegan a Granada tras la conquista por parte de los Reyes Católicos. Vendida a Carlos Vílchez en subasta, éste se la cederá en 1842 a Diego de la Cruz que se verá obligado, por parte de la Comisión de Ornato Público, a cortar "todos los salientes de pedestales y basas, enrasando todo con el plano de las pilastras en que están entregadas las columnas" finalmente al negarse su propietario, estas exigencias terminarán haciéndose de oficio. Será con la adquisición del edificio por parte de Florencio Soriano cuando la iglesia sea demolida finalmente, consiguiendo la Comisión de Ornato Público su cometido de ensanchar la Calle Mesones, y cediendo la portada del templo a las Escuelas del Ave María que se encuentran en pleno proceso de construcción de su Capilla. Este hecho acaecido en 1895 será recordado gracias a dos placas de mármol ubicadas en el interior del Templo-escuela, a ambos lados de la puerta principal, donde encontramos las inscripciones: "PORTADA DE LA MAGDALENA, AÑO DE 1895", "DONADA POR D. FLORENCIO SORIANO".

link 6La portada será dividida en sus dos cuerpos para destinarlos a dos de los accesos a la Capilla, ya que las dimensiones de ésta no se correspondían con la altura de la portada. La parte baja, de entrada en arco flanqueado por dobles columnas adosadas sobre basas con escudos y capiteles corintios, fue destinada a entrada principal. En ella podemos observar aún en la parte del intradós del arco y en las jambas la numeración que se le dio en el momento de su desmonte.

 

La parte superior, de menores dimensiones, fue colocada en la entrada trasera de la Capilla, la orientada hacia el Este, que da paso a un pequeño distribuidor por el cual se accede a la sacristía y a las escaleras de subida al segundo piso. link 7Este cuerpo sigue el mismo esquema del anterior, si bien tiene un entablamento de decoración más elaborada con motivos florales y un remate de frontón partido en el cual se inserta un escudo del Ave María, que sustituye al original del Arzobispo fundador de la Iglesia de la Magdalena. En ambos casos encontramos un reemplazo muy ingenioso de la hornacina, que originariamente se ubicaba sobre la portada, y que habría estado ocupada por una imagen de María Magdalena realizada por Juan Sánchez Cordobés (BARRIOS, 1999)[7], por medio de la colocación de una ventana que coincide con la verticalidad de ambas portadas.

El día 21 de noviembre anotará en su diario la terminación de la portada principal, pero no verá concluida aún la obra debido a la falta de los canecillos sobre los que debía descansar el tejado, encargados al fabricante de ladrillos Antonio González de la localidad de Jun que no cumple su promesa de tenerlos preparados para finales de ese mismo mes. Así pues, continúan las obras que se centran también en el interior con la colocación de entarimado de madera.

La bendición de la misma tuvo lugar el día 25 de abril de 1897 consagrándola a la Encarnación del Verbo e inaugurándola el Arzobispo de Granada José Moreno Mazón. La misa estuvo a cargo de Andrés Manjón y Manuel Medina Olmos. Al día siguiente el burgalés presenciaría la bendición de la primera piedra colocada para la construcción de la iglesia del Sagrado Corazón en la Gran Vía de la Ciudad. Datos como éste hacen ver el gran contraste que se vive en la ciudad, por un lado la rica burguesía emergente de las actividades de la industria del azúcar que crean un espacio ostentoso como la Gran Vía bajo una política de renovación de la capital y por otro lado, el gran esfuerzo que se lleva a cabo en el Albayzín y Sacromonte por un foráneo que con mínimos recursos intenta regenerar socialmente estos barrios.

Su fachada lateral se compone de una sucesión de arcos de medio punto en los cuales se combinan tres vanos de entrada flanqueados cada uno por dos ventanas, una a cada lado, que tienen su correspondencia en la planta alta, ambas separadas por una cornisa en saledizo compuesta por ladrillos escalonados que le dan más dinamismo a la fachada.  Asimismo, la cubierta a dos aguas, se encuentra apoyada sobre canecillos que sostienen una pequeña cornisa en voladizo.

Del interior hay que destacar la simplicidad de formas, una nave rectangular que se diferencia de la cabecera por un arco toral y con la capilla mayor en alto, a la cual se accede por un tramo de escalones, permitiendo la creación de un espacio en el cual se encuentra enterrado el Fundador de las Escuelas, bajo una lápida de mármol con las iniciales A. M. La cabecera que hoy se encuentra dividida en tres calles por una especie de retablo realizado en obra, ha sufrido al menos dos remodelaciones como indican las fotografías conservadas en el Archivo General de las Escuelas. Aunque hay que destacar que el grupo escultórico de La Anunciación, obra de Torcuato Ruiz del Peral, ha conservado siempre su protagonismo como obra principal en la cabecera del templo. Actualmente flanqueada por pequeñas imágenes de santos, parece que la imagen originaria de este espacio sería totalmente distinta, con la Anunciación bajo una especie de palio y flanqueada por dos de los cuadros que actualmente decoran las paredes laterales de la Capilla. Asimismo, no encontraríamos la división de espacios que se hace por medio de las rejas con los anagramas del Ave María y de Jesús.

Ilustracion5

La Capilla se abre a dos plazoletas amplias. La primera frente a su fachada lateral y elevada con respecto al resto de los espacios circundantes por medio de escalones de ladrillo visto igual que el utilizado en el templo. En esta plazoleta se sitúan varios de los juegos pedagógicos ideados por Andrés Manjón que tenían como finalidad el aprendizaje por medio de la diversión y del juego natural de los niños al aire libre.

link 8

La segunda plazoleta, situada en la fachada posterior de la Capilla presenta una imagen fruto de una intervención de junio de 1905, momento en el se planea la ampliación de la Capilla en su parte posterior. El 3 de julio comienza la demolición del pequeño cortijo que hay tras ella para la construcción de clases, nombra arquitecto de estas obras a Emilio González Carrillo. En ella se encuentra una fuente en la que se ubicaba una estatua del Niño Jesús que hoy podemos ver en el pequeño museo de las Escuelas situado en la parte alta de la Capilla.


  • Carmen de Santa Ana o de los Negros Dos.

El mayor de los adquiridos, con una extensión de 8.454 metros2 al precio de 2.340 pesetas. Su compra se realizó por medio de subasta pública porque estaba sujeta a deudas a la Hacienda debido a contribuciones atrasadas, lo que le acarrearía más de un problema con su antiguo propietario José López (Vientofresco[8]), que pretendía quedarse con el carmen, pero que llegó tarde a la subasta, bien por descuido o por ignorancia y al que mantuvo viviendo en él desde el momento de la compra el 15 de mayo de 1896 al 12 de diciembre del mismo año en que fue expulsado, si bien antes habiendo cobrado una indemnización por parte de Andrés Manjón de 1.560 reales.

Su inauguración tuvo lugar el 30 de enero de 1897 por medio de la ocupación del Carmen por los niños que entraron cantando el Rosario. A la inauguración asistieron la condesa de Torreisabel, su esposo D. Horacio y algunos antiguos alumnos de las Escuelas.

Ilustracion6

Una hijuela de 1882 describe el Carmen  como: "Compuesto de dos casas enclavadas dentro de la misma finca elevadas sobre la planta de sesenta y dos metros cuadrados superficiales y de trece metros también cuadrados la otra."

En el año de su compra, el Fundador planteará la posibilidad de crear talleres de oficios para que sirvan en la educación de los niños. Así se crea el taller de lavado y planchado de ropa en septiembre de 1897, anotando en su Diario: "se ha proyectado en 1.000 pesetas un lavadero en el Carmen de Santa Ana, para la ropa del Monte". Al mes siguiente tenemos la noticia de que ya se está montando el taller, que se estrenará el día 22. En diciembre de ese mismo año se inaugura en este Carmen una cocina para que las niñas aprendan a cocinar.

En estos momentos este Carmen se ha visto reducido a un pabellón de una única planta y de superficie rectangular con tres puertas de entrada a cada una de las aulas que lo componen. La cornisa y el zócalo han sido pintados de albero y gris respectivamente pero por lo demás el tipo de solución arquitectónica elegida es de iguales características a los pabellones del centro realizados por Miguel Olmedo.

Da salida a las Escuelas al Camino del Sacro-Monte y se constituye como el más alejado de la Cuesta del Chapíz y más cercano a la Abadía del Sacromonte. La salida que fue remodelada en 1999 como aparcamiento para coches de profesores y del autobús escolar, estaba en su origen poblada de chumberas y zarzales de moras que han sido suprimidos. Además por él entraba la Acequia de la Ciudad o de San Juan a los cármenes, que se encuentra cubierta desde época de Andrés Manjón para evitar accidentes, y que abastecía de agua a los pilarillos del Carmen de Santa María ya suprimidos.


  • Carmen de San Joaquín o de Zapata.

En este caso la compra se ve envuelta en circunstancias que aceleran la adquisición de otro Carmen, y es que el burgalés recibe la noticia de que éste, que se encuentra junto a sus posesiones, va a ser vendido a un tabernero apodado el Gallego por el precio de 12.000 reales, precio que Andrés Manjón estima muy elevado pero que prefiere pagar antes de que sus niños "vean escenas poco edificantes". Su encuentro con el administrador de la condesa, Francisco de Paula Montilla, le pone al tanto de que aún no está cerrado el trato, pues el Gallego ofrece 500 reales menos de los exigidos por la Condesa, informándole de que si las Escuelas están interesadas se las prefiere.

Su adquisición tiene lugar el 14 de mayo de 1897 a su dueña la Condesa viuda de Casablanca por el precio de 2.750 pesetas.

El día 13 de mayo anotará en su Diario: "Mañana estoy citado ante el Notario D. Abelardo Martínez para otorgar escritura de compraventa del Carmen de Zapata, que me vende la condesa viuda de Casablanca en 2.750 pesetas. Este Carmen se llamará de San Joaquín, y servirá de paso para las Escuelas, evitando así a los niños las molestias y escándalos (Se refiere a las zambras organizadas por los gitanos del monte que sirven según él para estafar a los turistas) del Camino del Monte." El día 21 de septiembre recoge las escrituras que el notario cede sin cobrarle nada.

link 9Se trataba de un Carmen compuesto por una casa de tres alturas hoy día desaparecida que se adosaba a unas cuevas que aún se conservan.

 

 

 

 

 

 

El día 9 de marzo de 1898 Andrés Manjón escribe que se están arreglando las cuevas para clases de párvulos. Se trata de tres cuevas en las que hoy podemos encontrar la Sede de la Asociación de Antiguos Alumnos así como, la antigua clase de Enrique Amaya, primer maestro gitano de la historia.

Ilustracion7


  • Carmen de San Juan, Carmen de la Victoria o Seminario de Maestros:

Este Carmen se compone de cuatro inmuebles que Andrés Manjón fue adquiriendo entre 1898 y 1902, más un huerto que compraron las Escuelas en 1952.

Ilustracion8

"He comprado a D. Florencio Soriano el Carmen de la Victoria en precio de 7.500 pesetas, y trato de cambiarlo por el del Sr. Ayuso, que colinda con la Colonia del Ave María, pero no conviene."(PRELLEZO, 1973: 161) Con esta referencia en el Diario del Padre Manjón comienza la historia de este nuevo carmen que será llamado de San Juan Bautista, aunque también de la Victoria o del Pilar, lo que ha llevado a muchos autores a confundirlo con dos cármenes distintos, si bien lo cierto es que en el libro El Pensamiento del Ave-María: Colonias Escolares Permanentes establecidas en los cármenes de Granada y difundidas por toda España, publicado por las Escuelas en 1916, se recoge la siguiente anécdota referente a su compra y en él se le llama Carmen de San Juan o de la Victoria.

"Al final de la calle de San Juan de los Reyes, no lejos de la iglesia donde se bautizaron los primeros moros cuando la reconquista de Granada, existe un hermoso sitio cercado con tapias, que tiene jardín, huerta y una casa de dos pisos entre el jardín y la huerta. Ese sitio, que fue el antiguo convento de la Victoria, será en adelante el Carmen de los Maestros, y se llamará de San Juan, y también el Seminario de Maestros o para Maestros, pues a formarlos está destinado.

Hay allí preciosas vistas, terreno amplio, agua abundante, aire sano, aislamiento e independencia, y la adquisición de este Carmen ha sido barata y un tanto rara, o más bien providencial.

Me llamó un señor a su casa y me dijo:

-¿Conoce Vd. A D. Fulano?[9]

-no, señor, no le conozco, no siendo para servirle.

-Pues él sí le conoce a Vd., y me ha dado esta cantidad para sus Escuelas.

-Muchas gracias; que Dios se lo pague al que lo da, y a Vd., que lo entrega.- Y me puso en las manos 7,500 pesetas.

-El caballero que lo da no quiere se sepa su nombre.

-No se sabrá, -le contesté.

A los pocos días un antiguo bienhechor de las Escuelas me vendía en esa misma cantidad el Carmen de la Victoria, diciéndome con sincera bondad y franqueza castellana:

-Por el Carmen ese he pedido a otras personas, como último precio, 15,000 pesetas; pero siendo para la Casa del Ave-María, dé Vd. diez, nueve, ocho, o lo que usted quiera.

Le ofrecí lo que tenia, las 7,500 pesetas del donativo y aceptó repitiendo:

-Le he dicho que lo que Vd. quiera.

Este bienhechor era Don Florencio Soriano, el mismo que regaló para nuestra Capilla la hermosa portada de la Magdalena.

El Carmen es barato, y para que lo fuera más, el Notario[10] puso trabajo y papel de balde, y lo mismo ha hecho con unas casillas adquiridas después para dar entrada a dicho Carmen por la Cuesta del Chapíz y redondear la manzana.

A este precio se pueden comprar cármenes. Hoy debemos añadir que lo que costó 7,500 pesetas regaladas vale 70,000 muy cumplidas, por lo que han dado a ganar las casas nuevas que en él se han levantado y arreglado. Es, hoy por hoy, la joyita de mi embeleso y el centro de mis afanes. Allí tenemos unos cien Maestros o que aspiran a serlo, esto es, la obra de más transcendencia del Ave-María".

Ubicado en la acera izquierda de la Cuesta del Chapíz, en el solar que anteriormente había ocupado el Convento y la Iglesia de la Victoria [Link 11], de ahí que también sea llamado Carmen de la Victoria, y flanqueado por la prolongación de la Calle San Juan de los Reyes[11] por el Sur, la Plaza de la Victoria y el Callejón de los Frailes por el Oeste y el Callejón de la Victoria por el Norte.

Anteriormente había formado parte de una misma finca conjuntamente con lo que hoy es el Carmen de la Victoria de la Universidad de Granada, que ocupa el huerto superior del Convento, y el Centro Bermúdez de Castro que se construyó sobre el antiguo huerto bajo del mismo, aprovechando como muro de contención la antigua muralla nazarí que ascendía por la Cuesta del Chapíz y dividía el solar que hoy ocupan las Escuelas. [Link 12]

En la escritura de compra-venta del Carmen de San Juan (el comprado a Florencio Soriano), encontramos la siguiente descripción de la finca:

"... Primero: Don Florencio Soriano García, es dueño de una casa situada en esta Ciudad Parroquia de San Pedro y San Pablo Placeta de la Victoria sin número, compuesta de dos pisos y torre, patio sin colgadizo, una nave cubierta que actualmente sirve de atarazana, y un huerto cercado de tapial que todo mide la extensión superficial según sus títulos, de 1.849 metros2 de superficie distribuida en esta forma: la casa tiene catorce varas de ancho por nueve de fondo, con inclusión del patio o sean 1.134 pies cuadrados, equivalentes a 88 metros y 3 centímetros, la atarazana, cincuenta varas de largo, por 4 y media de ancho, o sean 1.974 pies cuadrados, equivalentes a 1153 metros 24 decímetros, y el resto lo ocupa el huerto, paseos y veredas. Tiene medio real fontanero de agua de propiedad que toma de la acequia de la Ciudad, nombrada de ajares, y linda todo ello, por Levante o sea izquierda con casa de los herederos de Don Juan Higueras, Poniente o derecha la Calle nombrada de los Frailes, Norte o espalda el Carmen de la Victoria, callejón sin nombre de por medio y Mediodía la placeta de la Victoria donde está la fachada y entrada de la casa. Dicha finca se halla libre de toda carga y se compone de un huerto nombrado de la Victoria, porque lo que fue planta baja de la Iglesia del Convento de dicho nombre, situada en la Placeta del mismo nombre de cabida de dos marjales, diez estadales equivalentes a 11 áreas y 8 centiáreas que lindaba por el Norte con el derribo de dicho convento, por el Oeste con le Placeta, Sur la acequia de la ciudad y Este la muralla antigua, y de otra finca que era el solar que ocupo el antiguo Convento de la Victoria en la Placeta de dicho nombre, de cabida de 3 marjales y medio, equivalentes a 15 áreas y 88 centiáreas, que linda por Saliente con el huerto antes referido, Mediodía, Calle de los Frailes, Poniente con el Callejón y Norte la muralla antigua, habiéndola adquirido Don Florencio Soriano, por Escritura de compraventa compacto derecho otorgada a su favor por Don Francisco Segura Jaradas, en 26 de enero de 1.880, ante el notario de Granada Don Francisco Ruiz Aguilar, cuyo documento fue inscrito en el Registro de la Propiedad, al folio 180, libro 337 de Granada, finca número 11.132 inscripción primera habiéndose hecho constar después al folio y número, la renuncia al derecho de retraer  formalizada por los herederos del vendedor en escritura pública otorgada ante el Expresado Notario a favor de Don Florencio Soriano, en 10 de julio de 1.880."[12]

En enero de 1899 Andrés Manjón recibe la noticia del maestro albañil Cecilio, que le comunica que es necesario reedificar la casa del Carmen de San Juan, la que había sido comprada a Florencio Soriano. En julio de 1899 comienzan las obras en este Carmen que se agrieta durante el proceso y es necesario derribar. Se construirá una casa de dos plantas y cubierta a cuatro aguas con las ventanas enmarcadas que hoy en día se encuentra muy reformada.

La siguiente compra, que realiza el Padre Manjón, será a Concepción López Palomo, "una casa para dar salida por aquí al Carmen de San Juan Bautista" (PRELLEZO, 1973: 164). Al igual que con el anterior Carmen, se ha podido comprobar la escritura de compraventa en la que se la describe de la siguiente manera:

"... Primero: Doña Concepción López Palomo es dueña de una casa situada en esta Ciudad, Cuesta del Chapíz Parroquia de San Pedro número 1 moderno manzana 304 sin que conste su medida superficial lindando por la derecha a la entrada con otra de Doña Francisca Riazo y por la izquierda y espalda con terrenos de Don Francisco López Castaños. Se compone de dos cuerpos de alzado y tiene tinaja de agua potable de la acequia de San Pedro. Cuya finca la adquirió la otorgante por escritura de compraventa otorgada ante el Notario de Granada Don Antonio María Tauste en 13 de mayo de 1.887 habiéndose inscrito a su favor al folio 240 vuelto, libro 113 de Granada, finca número 5.984 inscripción 5ª."[13]

El 13 de julio de 1899, Andrés Manjón anota en su Diario "Otra ruina.- Manuela, la de Cuéllar, ofrece en venta la casilla que da al Chapíz y linda con mis talleres. Por ella y una cueva pide 7.000 reales" (1.750 pesetas).  Finalmente se lleva a cabo la compra el 16 de julio por 500 pesetas según datos de la escritura de compra-venta:

"... Primero: Doña Manuela Puertas Pedrosa es dueña de una casa con un corral demarcada con el numero 9 moderno sin que lo tenga antiguo, de la manzana 304 situada en esta Ciudad en la Cuesta del Chapíz parroquia del Salvador incidiendo dicha casa y corral una extensión parroquial de 135 m2 compuesta de nueve habitaciones y patio pequeño y linda por la derecha entrando con un Callejón sin nombre que conduce a la Victoria, por la izquierda con otra de Don Vicente Cuellar hoy de Don Carlos Morenilla de la Vega y por la espalda con la muralla del edificio que fue Convento de la Victoria. Esta finca formaba parte de otra perteneciente a Don Vicente Cuellar de quien la adquirió Doña Manuela Puertas por escritura de 31 de marzo de 1898 otorgada ante el Notario de Granada Don Francisco de Paula Montero, y se inscribió al folio 85 libro 27 de Granada finca número 1363 inscripción décima.

Segundo: Le pertenece también una cueva situada en esta Ciudad Parroquia de San Pedro y San Pablo en el paraje de Montes Claros camino del Sacro-Monte ignorándose el número de demarcación el de la manzana y la extensión superficial que linda por su frente o mediodía con el expresado camino, por su derecha entrando o Levante con cueva de los herederos de José Madina García por su izquierda a Poniente con otra de los de Morera Millán y por la espalda o Norte  con propiedad de estos herederos y terrenos de Montes Claros.

Tercero: La expresada Doña Manuela Puertas Pedrosa vende a Don Andrés Manjón y Manjón las fincas anteriormente descritas por la cantidad de 400 pesetas la primera y de 100 pesetas la segunda que suman 500 pesetas..."[14]

En 1902 se compra a Antonio Fernández y González, el Gallego, una nueva casa que se une al Carmen de la Victoria.

"... Primero: Que es dueño en pleno dominio de una casa situada en la Cuesta nombrada del Chapíz de esta ciudad, Parroquia de San Pedro y San Pablo, demarcada con el número cinco moderno y tres antiguo de la manzana 34, compuesta de dos cuerpos de alzado con varias habitaciones, un corral y un pequeño huerto con estanque; no consta su extensión superficial y linda por la derecha entrando con casa de Francisco Sánchez, por la izquierda con otra Dolores Martín y por la espalda con la número 13 de la calle de Cascajares propia de Doña Francisca Riazo y Gallardo y Fábrica de Francisco Segura."[15]

Uno de los objetivos propuestos para este carmen será convertirlo, además de en Seminario de Maestros donde formar a los aspirantes a conseguir el título, en internado donde puedan vivir y prepararse estos aspirantes a maestros. En agosto de 1905 el burgalés anota: "Comienza la obra del Ave-María en la Victoria, para internado." Dos meses después se bendice la Capilla para internos en la Victoria, bajo la advocación de Nuestra Señora del Pilar.

En 1911, se construye una de las naves del Internado que costará 25.000 pesetas según datos extraídos del Diario y que será bendecida el 11 de octubre de ese año. No hace referencia específica a cuál de las naves se trata pero posiblemente sea la nave norte del patio superior que posteriormente seria ampliada en 1945 y que se construyó siguiendo el mismo esquema que la atarazana que Andrés Manjón había comprado a Florencio Soriano.

Tras la muerte del Padre Manjón acaecida en 1923 se llevan a cabo una serie de ampliaciones y mejoras en el Carmen de San Juan continuando con su labor pedagógica.

En 1925, tenemos noticias, gracias a la Revista Magisterio Avemariano, de la necesidad de ampliar el Internado por el aumento de alumnos, sin embargo por la falta de fondos, esta ampliación queda reducida a una serie de mejoras en las instalaciones ya existentes.  Será en este momento cuando se realice una escalera de comunicación entre los dos niveles del patio del Colegio. Asimismo, se pone cemento portland al primer dormitorio.

Posteriormente, en la revista nº 69, volvemos a tener referencias. En este momento ya se está construyendo la ampliación del Internado correspondiéndose con el pabellón que además sirve de entrada a las Escuelas desde la Cuesta del Chapíz.

"No sabemos cuándo estará en condiciones habitables, pues aún no se ha llegado al tejado, aunque anda cerca. Va a resultar una magnifica nave de veinticinco metros de longitud por doce metros de anchura y con tres pisos de cuatro metros de altura cada uno: en el primero se piensa hacer un amplio comedor, cocina, despensa y duchas; en el segundo, un hermosos salón de actos y de otras amplias clases y en el tercero cincuenta y siete camarillas dormitorios, que es lo que más urge para admitir alumnos de preparatorio".

En 1939, momento en que Víctor Escribano es el Presidente del Patronato de las Escuelas, el arquitecto Fernando Wilhemi será el encargado de proyectar la construcción de un dormitorio. El proyecto, localizado en el Archivo Histórico Municipal de Granada se compone de una pequeña memoria que describe la obra de la siguiente manera:

"Como ampliación de este internado se proyecta la construcción de un gran dormitorio de 16,30m de largo, 5´90m de ancho medio y 3´50m. de altura, con luz y ventilación por tres de sus lados, en dos de ellos a los extensos patios del internado y por el otro sobre cubiertas bajas de otras edificaciones del mismo.

Las paredes se harán de fábrica de ladrillo, el suelo de viguetas de hierro y forjado de bovedillas, y la cubierta con armadura de madera de pino atirantada con hierro y tejado de teja ordinaria."

Se trata de uno de los edificios con entrada desde el patio alto del Colegio desde el que se tiene paso a las clases, con una especie de porche que cubre unas escaleras auxiliares.

En julio de 1945 se firma un nuevo proyecto de ampliación del Internado, en este caso bajo la dirección del arquitecto Miguel Olmedo García y el aparejador Francisco Ruiz Rodríguez.

"Se proyecta la ampliación de una nave en el Internado de Maestros del Ave María situado en la Cuesta del Chapíz de esta ciudad.

Consiste la reforma en adosar una crujía a la nave existente para aumentar su capacidad.

La construcción se hará a base de pilares de fábrica de ladrillo sobre cimentación de hormigón en masa, suelos cuadrados y cubierta en terraza de hormigón armado, así como los dinteles, pavimentos de baldosín hidráulico en la planta superior y continuo de cemento en planta inferior destinada a recreo cubierto.

Se tendrán en cuenta durante la ejecución de la obra todas las disposiciones de carácter técnico-sanitario contenidas en la vigente legislación."

La actuación realizada se basó en la superposición de una nueva nave en el frente de la norte del Internado explicada anteriormente, de  ahí el cambio de fachada que se aprecia entre la postal de 1926 y la imagen actual.

En 1952, se lleva a cabo una nueva adquisición por parte de las Escuelas. Esta vez será la Asociación Granadina de Caridad la que venda a las Escuelas una parcela "...sita en la Cuesta del Chapíz nº 1 se segrega una parcela de 224.07 metros2

...Parcela de terreno situada en término de esta Ciudad, en lo alto del la Carrera del Darro, Cuesta del Chapíz, manzana 304 con superficie de 224 metros 7 decímetros cuadrados, que linda por la derecha entrando o saliente, con el edificio de las Escuelas del Ave María; izquierda, la Calle de San Juan de los Reyes; Mediodía, o frente, la Cuesta del Chapíz y espalda, resto de la finca de que se segrega.

Es parte segregada del lado sur de esta otra Huerta nombrada de la Victoria, situada en término de esta Ciudad, en lo alto de la Carrera del Darro, Cuesta del Chapíz, manzana 304, que se halla cercada de tapias. Tiene casa habitación; está poblada de árboles frutales de distintas clases; tiene agua para su riego y comprende una extensión de nueve marjales, sin respecto a medida, equivalente a 47 áreas 52 centiáreas, que linda por levante o espalda con la Cuesta del Chapíz, Poniente, con la Cuesta de la Victoria; Norte con el extinguido Convento de este mismo nombre hoy Carmen de Don Andrés Manjón y Manjón y mediodía con la Carrera del Darro."[16]

Cinco años después se realiza uno de los edificios más elegantes de Seminario. Realizado el proyecto por el arquitecto Miguel Olmedo Collantes, tuvo que ser reformado en tres ocasiones debido a los sucesivos dictámenes de la Comisión Provincial de Monumentos de Granada que en su deber por controlar las edificaciones realizadas en el histórico Barrio del Albayzín y sobre todo de las vistas que desde la Alhambra se obtienen, lo rechazó hasta que no se vieron corregidas las deficiencias del proyecto. Es por ello, que encontramos tres proyectos para este edificio[17]:


 

  • Primer proyecto de Ampliación del Seminario de Maestros del Ave María (agosto de 1957):

"Es objeto del proyecto que se acompaña la construcción de una nave de dos plantas aneja al Seminario de Maestros del Ave María, con destino a salón de actos en su planta baja y a dormitorio general en la alta. Para su emplazamiento se ha elegido el ángulo del solar que presenta fachada a la Placeta de la Victoria y calle de San Juan de los Reyes en su frente con la Cuesta de la Victoria.

La construcción consta de una nave rectangular de 20´80 metros de longitud y 12´65 metros de anchura, completándose con otra trapezoidal hasta el muro de contención que hace línea con la calle San Juan de los Reyes.

En la planta baja se dispone de salón de actos, cuyas dimensiones son de 20´10 x 11´60 metros y en el que se disponen 22 filas de 19 asientos cada una. En el frente se sitúa el estrado de la presidencia y en el testero opuesto una pequeña cabina para proyecciones; se dota de tres accesos: uno para la presidencia a través del paso que se deja entre esta construcción y la existente, otro general para público y un tercero a través del zaguán que sirve de acceso a la planta superior y a la cabina. El salón está dotado de la pendiente necesaria para dotar a todos los asistentes de una buena visualidad.

En la planta superior con acceso indistinto a través del zaguán mencionado o de la edificación existente, se dispone un dormitorio general con 57 camas y servicios de lavabos y retretes en número adecuado a esa capacidad, cumpliéndose asimismo las condiciones de cubicación y aireación que establecen las disposiciones vigentes en esta materia.

La construcción se realizará a base de cimentaciones de hormigón en masa, muros de fachada constituidos por pilares y cerramientos de fábrica de ladrillo sentada con mortero hidráulico, forjado de puentes metálicos transversales sobre los que se apoyarán viguetas prefabricadas con bovedillas de hormigón vibrado. La cubierta se ejecutará con formas de hormigón armado, tipo Marsá o similar, con tablero de rasilla machihembrada y tejado de teja cordobesa. Las terrazas serán a la catalana con un impermeabilizante asfáltico y soladas de baldosín cerámico. Las de la planta baja sobre firme de hormigón de 15 cm. de espesor. Los revestimientos exteriores y los interiores hasta un metro de altura en planta baja serán de mortero hidráulico y el resto de yeso. La carpintería se ejecutará en madera de pino del país y en escuadrías corrientes. La decoración exterior se hará en estuco y las pinturas interiores al temple en paramentos y al aceite en carpintería y cerrajería con una mano de imprimación y tres de color.

Dada la gran superficie a cubrir y para evitar el desagradable efecto de la cubierta se ha proyectado disminuir la altura del cuerpo de edificación situado en la fachada de la calle San Juan de los Reyes y elevando la caja de escalera al objeto de conseguir una diversidad de elementos que no desentonen de las características generales de la construcción en la zona de su emplazamiento.

Granada agosto de 1957."

A este primer proyecto la Comisión Provincial de Monumentos de Granada expondrá el 30 de septiembre:

"...las exigencias generales que el Albayzín impone, dadas las proporciones tradicionales de zonas viarias, verdes, construidas, en todo proyecto importante de construcción. Y aplicadas aquellas al de ampliación del Seminario de Maestros del Ave María, se estimó, por un grupo de asistentes, que el proyecto de exteriores en lo que toca a su color proporción de vanos, macizos y carpintería, no debía ser mantenido. Otros vocales juzgaron, además de estos reparos, que el proyecto era de un volumen excesivo y que en consecuencia su cubierta ofrecía una continuidad antiestética. La situación del edificio a construir, que presenta perspectivas abiertas a diversos miradores de la ciudad y principalmente a los de la Alhambra presta a este reparo una significación decisiva. En conclusión, la Comisión juzga que el proyecto no es recomendable desde el punto de vista artístico."

 


 

  • Segundo proyecto (octubre de 1957):

Por ello, se hará una modificación atendiendo a la cubierta y a la imagen exterior del edificio:

"No es fácil de proyectar ni económico de construir, la cubrición de una nave sin atenerse a los principios elementales de la técnica de la construcción; esa quinta fachada que la perspectiva aérea de algunas zonas del Albaicín impone, tropieza en su concepción con la obligada modestia de las construcciones en esta zona y su ejecución implica adoptar soluciones forzadas que, en ningún caso, son económicas. Así, en el caso que nos ocupa, con un programa de gran amplitud como la importancia del centro docente requiere y unos medios económicos muy reducidos, se rehuyó en un principio de adoptar otras soluciones que las que un mínimo coste dictaba. A la vista de los acuerdos adoptados por la Comisión Provincial de Monumentos se ha hecho necesario un cambio de criterio, procurando adaptar la construcción al medio ambiente y efectuando unos retranqueos en la planta superior que permiten un movimiento en las cubiertas que aumentan el número de sus planos hasta dieciséis desde los diez en que estaba dividida en la solución anterior; este aumento se consigue además en los planos de más superficie, o sea, en la cubierta de la nave principal.

En cuanto a la composición de los alzados y disposición de huecos en los mismos ha sido radicalmente modificados como puede apreciarse en los planos que se acompañan. Se ha establecido una dominante vertical en los elementos de fachada, reduciendo la anchura de los huecos y enmarcándolos en forma que se considera más adecuada a las características generales de la zona de su emplazamiento.

Granada octubre de 1957."

De nuevo la Comisión Provincial de Monumentos de Granada emite su juicio el 8 de noviembre acerca de la cubierta:

"La Comisión en reunión de 7 del corriente ha visto con gusto que se han atendido sus indicaciones sobre la fachada exterior en la reforma del proyecto de ampliación del Seminario de Maestros del Ave María y estima que de igual modo se podrían tener en cuenta dichas sugerencias en la reforma del tejado de la referida construcción actual, proyecto adolece a juicio de los reunidos todavía de un exceso de uniformidad y masa que por las razones que se alegaron en el anterior informe de la Comisión, perjudica a juicio de los reunidos la visión del edificio desde los miradores de la Ciudad".

 


 

  • Tercer proyecto (noviembre de 1957):

El tercer proyecto se firma en el mismo mes de noviembre:

"Al objeto de reducir la masa de cubiertas que el amplio programa exige, se ha dividido la nave proyectada en tres tramos transversales, cubriéndose los extremos con tejado de teja árabe y el central con terraza. En esta forma disminuye sensiblemente el espacio a cubrir y al formar dos elementos independientes se produce un aligeramiento en el aspecto conjunto.

Han sido mantenidos los mismos alzados de la solución anteriormente prestada por haber sido aceptados por la referida Comisión de Monumentos.

Granada Noviembre de 1.957."

Finalmente tras las modificaciones efectuadas el proyecto será aprobado por la Comisión el 21 de diciembre de ese año. Comenzando a construirse en enero de 1958.

Ilustracion9

Se trata de un edificio que continúa con la tradición de los cármenes de la zona con el uso del ladrillo enfoscado en blanco y las cubiertas de teja árabe con un pequeño torreón y un juego rítmico en los vanos.

Sobre los años 70 debió de haber una actuación global en todas las fachadas de los edificios del conjunto para dar una visión más armónica y ya en los 80 un cambio de color para homogeneizar todo el conjunto. Asimismo, en el patio superior del conjunto se hizo una obra para colocar un zócalo de azulejo a lo largo de las naves y una pequeña fuente con la taza apoyada directamente en el suelo, al igual que las de la Alhambra, otorgándole al lugar una visión más tradicional de lo que son los cármenes granadinos.


  • Carmen de Santa Isabel o de Salazar.

Fue cedido por un benefactor de las Escuelas, el antiguo capellán Enrique González Carrillo a cambio de 1.000 pesetas, el 12 de agosto de 1918 (PRELLEZO, 2003: 519) y no el 19 de octubre de 1919[18] como se creía hasta ahora. No se ha podido consultar la escritura de compraventa a favor de Andrés Manjón ni tampoco el registro de la propiedad que debió de hacer éste.

En la actualidad existen cuatro edificios. Así, el primer edifico que sirve además de entrada a las Escuelas por la Cuesta del Chapíz consta de dos plantas, la superior de mayores dimensiones al encontrarse volada sobre la entrada de la Escuela, un torreón pequeño y un cuerpo que se adelanta hacia el segundo edificio por medio de una pequeña terraza bajo la cual se encuentra el despacho del Director de las Escuelas del Ave María.

El segundo edificio, es de planta baja con un pequeño torreón sobre la puerta de entrada  y una distribución de las ventanas simétrica a ambos lados de la puerta. El siguiente edificio, desarrollado en doble altura es el destinado a aulas y despachos administrativos. Realizado en ladrillo visto, se distribuye por toda la planta baja una sucesión de pilares que forman un pórtico y que a su vez sustentan el vuelo de la planta superior. Este espacio porticado sirve de patio cubierto y en él encontramos bancos realizados por medio de tres soportes de ladrillo y una losa superior de piedra. Es el edificio de mayores dimensiones de toda la Escuela.

Ilustracion10

En cuanto al último pabellón, sabemos por la memoria del proyecto, que el arquitecto fue Miguel Olmedo García, el cual da las instrucciones y firma el proyecto el 22 de mayo de 1944. En el mismo especifica que: "La construcción se hará a base de fábrica de ladrillo en muros, hormigón en masa en cimientos y cubierta a cuatro aguas de madera de chopo en rollo."

Se tendrán en cuenta todas las prescripciones de carácter técnico-sanitario en la legislación vigente para esta clase de obra."[19]

En este momento el Director del Colegio es Pedro Manjón, sobrino del fundador que se hace cargo de la totalidad de las Escuelas del Ave María en Granada a la muerte de éste, habiendo sido antes Director del Colegio de Quinta Alegre en el Camino de Huétor.

La obra que recibe informes favorables de los organismos competentes (Comisión Provincial de Monumentos de Granada y Fiscalía de la Vivienda), comienza el día 12 de febrero de 1945 según consta en un documento de la Inspección Provincial de Trabajo de Granada.

Se trata de un edificio de pequeñas dimensiones realizado en ladrillo visto con acabado en blanco. La distribución de los vanos es simétrica contando con una sola puerta y dos ventanas que se ven remarcadas por una decoración a base de ladrillos en la parte superior de las mismas, además de por unas pilastras adosadas realizadas en el mismo material que sostienen la cornisa sobre la que se apoya el tejado en el cual encontramos el uso típico de esta zona de la teja árabe. Junto a este pabellón existe una cochera que se adosa al muro divisorio del siguiente Carmen llamado de Ayuso. [Link 13]

 


 

  • Carmen de Ayuso.

Carmen perteneciente a Fernando Ayuso que trata de cambiar Andrés Manjón por el de la Victoria varias veces o conseguir paso para sus niños por él ya que éste, comunicaba con el río Darro y parece que tenía una salida directa al Paseo de los Tristes, queriendo evitar el Padre Manjón que los niños de las Escuelas tuvieran que pasar por el Camino del Sacromonte y la Cuesta del Chapíz en los que se daba un ambiente que no le gustaba para los pequeños, sin que sus peticiones tuvieran ningún resultado.

Ilustracion11

No se ha localizado la fecha de adquisición del mismo y parece que no fue en tiempo de Andrés Manjón ya que nada refiere en su Diario, sin embargo por un proyecto localizado en el Archivo Histórico Municipal, en el que se plantea la construcción de unos pabellones similares a los ya existentes, desvela que su compra debió de ser anterior a 1955, fecha en la que se firma el proyecto.

Ubicado entre el Carmen de Santa Isabel y el de San Joaquín, es la zona en la que más pabellones educativos encontramos, estando estos dedicados a Educación Infantil. Conserva la casa original del complejo, aunque remodelada para su adecuación a las necesidades educativas, siendo la única que se diferencia por no estar construida con ladrillo. Junto a ella, varios pabellones y añadidos posteriormente que siguen el modelo del ya estudiado en el Carmen de Santa Isabel construido en 1945 bajo la dirección del arquitecto Miguel Olmedo García.

Se conserva además una de las gradas proyectadas para la enseñanza al aire libre, en una de las pequeñas plazas abiertas en este Carmen, así como, otro espacio abierto en el que destaca un curioso banco realizado con capiteles que sostienen losas semicirculares.

Sí se conserva el proyecto de dos de los pabellones superiores del Carmen, hallándose este en el Archivo Histórico Municipal de Granada con firma del arquitecto Miguel Olmedo Collantes en 1955. "Es objeto del proyecto que se acompaña la construcción de dos pabellones destinados a clases para la ampliación del censo escolar en las escuelas del Ave-María del Camino del Sacromonte, en esta ciudad.

La disposición adoptada es análoga a la de los demás pabellones existentes en dicho grupo escolar y consta cada uno de ellos de dos clases a las que se accede por un vestíbulo común, siendo la capacidad de cada una de ellas de cuarenta y ocho alumnos. La iluminación y ventilación de todas las aulas se dispone a todas las orientaciones y con objeto de poder utilizar en cada momento la que resulte más conveniente a la comodidad de los alumnos."[20]

Se une con este Carmen toda la zona de Casa Madre en el Sacromonte con la del Albayzín, constituyéndose como uno de los espacios educativos de mayores dimensiones en la ciudad que además conserva aún el uso para el cual fue concebido.

En todos los casos lo más destacado es su creación o adaptación para uso educativo, manteniendo la tipología arquitectónica de la zona, pero siempre al servicio de la enseñanza.

 


 

Bibliografía.

ANGUITA CANTERO, Ricardo. La ciudad construida: control municipal y reglamentación edificatoria en la Granada del siglo XIX. Granada: Diputación de Granada, 1997.

BARRIOS ROUZA, Juan Manuel. Guía de la Granada desaparecida. Granada: Comares, 1999.

 

BUSTOS, Juan. Viaje a los Barrios Altos de Granada. Granada: Ediciones Albaida, 2001.

CALATRAVA, Juan y RUIZ MORALES, Mario. Los planos de Granada. Granada: Diputación de Granada, 2005.

MANJÓN, Andrés. El Pensamiento del Ave-María: colonias escolares permanentes establecidas en los Cármenes de Granada y difundidas por toda España. Granada: Imprenta de las Escuelas del Ave-María, 1916.

MANJÓN, Andrés. Hojas Cronológicas del Ave-María. Granada: Imprenta de las Escuelas del Ave María, 1921.

MANJÓN, Andrés. Hojas Históricas del Ave-María. Granada: Imprenta de las Escuelas del Ave María, 1915.

MANJÓN, Andrés. Escuelas del Ave María. Curso de 1892 a 93. Ya tenemos dos Colegio. Granada: 1893.

 

MANJÓN, Andrés. Las Escuelas Manjón del Ave María: Breve noticia del origen y desarrollo de las mismas y su organización actual. Granada: Imprenta de las Escuelas del Ave María, 1930.

 

MONTERO VIVES, José. Manjón, su persona y su obra. Granada: Editorial Comares, 1999.

MORENO FERNÁNDEZ, Cristina Mª. EDUCACIÓN E INTEGRACIÓN SOCIAL: El Patrimonio Educativo de las Escuelas del Ave María del Sacromonte de Granada. Proyecto fin de Máster, 2008.

PRELLEZO GARCÍA, José Manuel. Diario del Padre Manjón (1895-1905). Madrid: Biblioteca de Autores Cristianos, 1973.

PRELLEZO GARCÍA, José Manuel. Diario del Padre Manjón (1895-1923) segunda edición. Madrid: Biblioteca de Autores Cristianos, 2003.

SÁNCHEZ, M. Memoria de una visita a las Escuelas del Ave-María en Granada. Oviedo: Gran Establecimiento Tipográfico el Carbayón, 1910.

Archivo Histórico Municipal de Granada (A.H.M.G):

Obra nueva en la Cuesta del Chapíz. 1944.

Obra de reparación en las Escuelas del Ave María. 1945.

Obra nueva Sacromonte, Escuelas del Ave María. 1955.

Licencia para construir un edificio nuevo en la casa nº1 del Chapíz. 1957.

Expediente de construcción de un dormitorio. 1939.

 

Archivo General de las Escuelas del Ave María (A.G.A.M):

Contrato de compraventa otorgada por la Asociación Granadina de Caridad a favor de las Escuelas del Ave María. 3 de julio de 1952.

Escritura de compraventa del Carmen de los Negros, 1892.

Copia de la Escritura de venta de un Carmen nombrado de las Olivas, situado en el Camino del Monte Santo, otorgado por Don José Gabriel Morujon a favor de Don Juan Ignacio Moreno.

Escritura de venta de una casa con huerto en la Cuesta del Chapíz nº5, otorgada por D. Antonio Fernández y González a favor de D. Andrés Manjón y Manjón. 28 de junio de 1902.

Escritura de compraventa otorgada por Don Florencio Soriano García a favor de Don Andrés Manjón y Manjón, ante Don Elías Pelayo Gomis. 25 de octubre de 1898.

Escritura de compraventa otorgada por Doña Concepción López Palomo a favor de Don Andrés ante Don Elias Pelayo Gomis. 7 de noviembre de 1898.

Escritura de compraventa otorgada por Doña Manuela Puertas Pedrosa a favor de Don Andrés Manjón y Manjón, ante Don Elías Pelayo Gomis. 16 de julio de 1899.

Notas


[1] También conocido como el Padre Manjón.

[2] Es un momento de fuerte romanismo en la Iglesia que se adhiere de forma incondicional al Papa y a las doctrinas pontificias de la Encíclica Quanta Cura y el Syllbus.

[3] Se hizo una colecta por iniciativa del Ayuntamiento de la ciudad, pero Andrés Manjón dedicó el dinero a la alimentación de los niños de sus Escuelas (la medalla se la comieron mis niños).

[4] Son frecuentes los leísmos en los escritos del Padre Manjón, un aspecto muy frecuente en la zona del norte del país de donde proviene, leísmos que respetaremos en las citas que de sus trabajos se extraigan.

[5] A.G.A.M. Escritura de compraventa del Carmen de los Negros, 1892.

[6] A.G.A.M. Copia de la Escritura de venta de un Carmen nombrado de las Olivas, situado en el Camino del Monte Santo, otorgado por Don José Gabriel Morujon a favor de Don Juan Ignacio Moreno.

[7] BARRIOS ROUZA, Juan Manuel. Guía de la Granada desaparecida. Granada: Comares, 1999.

[8] Apodo que otorga Andrés Manjón al inquilino del Carmen de Santa Ana en su Diario, por no querer abandonar el Carmen y pretender además ser indemnizado.

[9] En el Diario del Padre Manjón aparece el nombre del benefactor: D. Manuel Herreros de Tejada que manda a D. Manuel Guardia en su nombre.

[10] El notario es D. Elías Pelayo Gomis.

[11] Esta calle fue abierta a la Cuesta del Chapíz en 1944.

[12] A.G.A.M. Escritura de compraventa otorgada por Don Florencio Soriano García a favor de Don Andrés Manjón y Manjón, ante Don Elías Pelayo Gomis. 25 de octubre de 1898.

[13] A.G.A.M. Escritura de compraventa otorgada por Doña Concepción López Palomo a favor de Don Andrés ante Don Elias Pelayo Gomis. 7 de noviembre de 1898.

[14] A.G.A.M. Escritura de compraventa otorgada por Doña Manuela Puertas Pedrosa a favor de Don Andrés Manjón y Manjón, ante Don Elías Pelayo Gomis. 16 de julio de 1899.

[15] A.G.A.M.: Escritura de venta de una casa con huerto en la Cuesta del Chapíz nº5, otorgada por D. Antonio Fernández y González a favor de D. Andrés Manjón y Manjón. 28 de junio de 1902.

[16] A.G.A.M.: Contrato de compraventa otorgada por la Asociación Granadina de Caridad a favor de las Escuelas del Ave María. 3 de julio de 1952.

[17] A.H.M.G.: Licencia para construir un edificio nuevo en la casa nº1 del Chapíz. 1957.

[18] Algunos autores consideraban este Carmen como un regalo a las Escuelas realizado el 16 de agosto de 1919.

[19] A.H.M.G.: Obra nueva en la Cuesta del Chapíz. 1944.

[20]  A.H.M.G: Proyecto de construcción de dos pabellones para magisterio en las Escuelas del Ave María del Sacro-monte. 1955.


Cómo citar este artículo

Formato Norma ISO 690-2

Moreno Fernández, Cristina María (Universidad de Granada), "Una escuela de Cármenes: El patrimonio arquitectónico de las Escuelas del Ave María de Granada" [en línea]. Cabás: Revista del Centro de Recursos, Interpretación y Estudios en materia educativa (CRIEME) de la Consejería de Educación del Gobierno de Cantabria (España) [publicación seriada en línea]. N.º 1. Junio 2009. <http://revista.muesca.es/articulos/86-una-escuela-de-carmenes-el-patrimonio-arquitectonico-de-las-escuelas-del-ave-maria-de-granada> ISSN 1989-5909 [Consulta: Día Mes Año].

 

 

facebook

Logo

Revista indizada en

Logo
Logo
Logo
Logo
Logo
Logo
Logo
Logo
Logo
Logo

Catálogo colectivo ZDB (Alemania)

Logo
Logo ISOC
Logo 360º
Logo innoSpace
Logo

Logo

Logo

DULCINEA

Logo

BILIOTECA NACIONAL

Logo

TODOPATRIMONIO

Logo

MIAR

Logo

NEW-JOUR (Georgetown University)

Logo