• Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
Principal >> Artículos >> El conocimiento y difusión del Patrimonio Histórico-Educativo de Andalucía en internet a través del museo pedagógico andaluz

El conocimiento y difusión del Patrimonio Histórico-Educativo de Andalucía en internet a través del museo pedagógico andaluz

E-mail Imprimir
Indice del artículo
El conocimiento y difusión del Patrimonio Histórico-Educativo de Andalucía en internet a través del museo pedagógico andaluz
1. El museo como espacio de pensamiento y reflexión
2. El museo como espacio de producción cultural
3. El museo como espacio educativo de relaciones humanas
4. El museo como agente de comunicación y socialización
5. El museo como teatro de la memoria, como forma de saber y como instrumento para la formación de la identidad
6. El museo como mediador pedagógico
7. El museo como entorno de aprendizaje
8. El museo como recurso para la atención a la diversidad
Reflexión final
Bibliografía
Cómo citar este artículo
Todas las páginas

Resumen

El uso del Museo Didáctico Virtual del Patrimonio Histórico-Educativo Andaluz -ligado al aprovechamiento de las potencialidades educativas de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación a través de Internet-, viene a poner de manifiesto que el conocimiento y difusión del patrimonio histórico-educativo de Andalucía es un nuevo yacimiento cultural y socioformativo para el desarrollo de la humanidad y de la Historia de la Educación. A través de este trabajo, hemos tratado de aportar una serie de reflexiones a modo de propuestas, ligadas a contribuir al impulso de un proyecto museológico y museográfico virtual que aspira a convertirse en un ente cultural al servicio de la sociedad y en un nuevo espacio de educación y conservación, apto para propiciar la conservación, exposición y difusión del patrimonio histórico-educativo de Andalucía.

A MODO DE INTRODUCCIÓN: EL APRENDIZAJE EN INTERNET Y EL CONOCIMIENTO PATRIMONIAL HISTÓRICO-EDUCATIVO ANDALUZ

Los usos de Internet suelen ser muchos y diversos: cultura, política, educación, relaciones sociales y humanas, economía, mercado, ocio y entretenimiento, etc. No obstante, lo que resulta común a todos, y lo que al mismo tiempo los hace posibles, es el intercambio de información. Internet se presenta como un sugestivo medio de comunicación, tanto en cuanto es capaz de permitir el desarrollo de procesos comunicativos, en la mayor parte de los casos, de manera bidireccional. En este sentido, la cantidad de público al que se dirige y al que potencialmente es capaz de llegar, le convierte en un seductor e interesante medio de masas, con la sencilla peculiaridad de la más libre y mayor accesibilidad a la información. Es el uso e integración de las nuevas tecnologías dentro de Internet, lo que nos permite considerarlo como un importante medio de comunicación tecnológico y mediático.

Atendiendo a Fontal Merillas (2003: 147-148), podemos encontrar varias razones por las que la educación museístico-pedagógica ha de sumarse a aprovechar las potencialidades de nuevas tecnologías de la información, como Internet:

a) - Posee un enorme mercado potencial. La nueva sociedad de la información va a requerir de las personas nuevas habilidades y destrezas, ligadas a un proceso continuo de formación y reciclaje durante toda su vida.
b) - Crea un nuevo espacio educativo. Ofrece una serie de procesos de enseñanza-aprendizaje innovadores, basados en un conjunto de medios que, utilizando un mismo canal físico de transporte, comunican de forma multidireccional a las masas.
c) - La rapidez con la que se transforma y crece la Red. Ello dota a la educación museística de la flexibilidad de la que en muchas ocasiones ha carecido para acomodarse a los nuevos contextos culturales.
d) - Internet es el gran vehiculo de la información y la comunicación. En tiempo real conectamos con cualquier lugar y obtenemos la información necesaria; es por eso, el medio de transporte más rápido.
e) - Permite el trabajo con información audiovisual permitiendo operar, simultáneamente, con el sentido de la vista y el oído. Se favorece así, no solamente la multiplicidad de estímulos, sino la comunicación de la información en un formato más próximo a nuestra realidad y, es de suponer, más fácilmente cognoscible.

Internet, entre otras tecnologías, es capaz de potenciar considerablemente el trabajo en colaboración. En este caso, se presenta como una herramienta de enseñanza-aprendizaje basada en la creencia de que el aprendizaje es capaz de incrementarse cuando las personas desarrollan conjuntamente destrezas cooperativas, oportunas para solucionar diferentes problemas y/o acciones educativas en los cuales se ven inmersos. La naturaleza y el proceso de la actividad en el aprendizaje colaborativo, es tan importante como la interacción y el intercambio de información entre los participantes. Ante lo cual, conviene tener en cuenta que el individuo solamente es capaz de adquirir sus objetivos si el resto de los integrantes del grupo también lo hace. Mientras tanto, tienen lugar una serie de principios como el conflicto, la duda, la discusión, la construcción y la articulación, por citar algunos ejemplos (Asensio y Pol, 2002: 150).

En el presente, la educación y las nuevas tecnologías, han sido capaces de formar un enlace absolutamente necesario y coherente con las demandas y posibilidades que oferta la sociedad del presente. La creación de portales en la red debe entenderse como un intento claro de organización del conocimiento (Ossembach y Somoza, 2003). Así, la creación del Museo Didáctico Virtual del Patrimonio Histórico-Educativo Andaluz -conocido como Museo Pedagógico Andaluz-, ha permitido -en la medida de las oportunas posibilidades- organizar el conocimiento patrimonial histórico-educativo de Andalucía, de manera flexible, dinámica y atrayente; tanto en cuanto hemos sido capaces de valernos de algunas de las posibilidades de Internet para dar a conocer a la sociedad el patrimonio histórico-educativo andaluz. Internet es un contexto de aprendizaje en el que aparecen un conjunto de elementos sonoros, textuales, visuales, etc., capaces de integrase de diferentes formas en un complejo sin estructura específica. Desde el Museo Didáctico Virtual del Patrimonio Histórico-Educativo Andaluz -de cara a propiciar el aprendizaje a través de Internet-, somos conscientes de que la utilización de materiales didácticos con un diseño concreto que favorezca la interacción, la reflexión, la interiorización y la asimilación, requiere tener en cuenta una serie de pautas o aspectos fundamentales que se concretan en:

a) La necesidad de ofrecer a los usuarios diferentes sistemas simbólicos con los que puedan interaccionar.
b) La incorporación de documentos para la realización de prácticas histórico-educativas y la autoevaluación.
c) El diseño de la información, de tal forma que se propicie la libre navegación por parte de los usuarios, y que garantice que éstos tengan que pasar por todos los núcleos significativos de la información, no obviando ninguno de ellos.
d) La integración de software de trabajo.
e) La discriminación de las diferentes partes del espacio virtual.

En todo caso, a la hora de diseñar nuevos ambientes o entornos de aprendizaje en Internet, aunque resulte básico considerar la disponibilidad tecnológica, debemos prestar especial atención a las características de cuantos elementos contribuyen en el desarrollo de los procesos instructivos, haciéndose especial referencia a los usuarios del aprendizaje. Cuando concebimos al usuario como el elemento fundamental en el proceso de enseñanza-aprendizaje, como el sujeto que aprende, se pueden plantear auténticos programas formativos, ligados en este caso, al estudio del patrimonio histórico-educativo andaluz. Resulta obvio que en estos procesos no pueden ser considerados de igual forma aquellos que aprenden desde sus propios hogares, que los que lo hacen en un centro educativo institucional, ya que ninguno de ellos plantea las mismas necesidades formativas. De cara a la comunicación en espacios virtuales de enseñanza-aprendizaje podemos hacer uso de las siguientes herramientas: video-conferencia, correo electrónico, navegación cooperativa, Chat, enlaces URL, transferencia de ficheros, votaciones, espacio común de ideas, espacios de trabajo en grupo, etc. (Benito 2000).

La opción del uso de Internet para albergar en la Red una amplia muestra representativa de cuantos bienes conforman el patrimonio histórico-educativo de Andalucía, responde a la necesidad de adaptar los actuales procesos de enseñanza-aprendizaje a las coordenadas y planteamientos didácticos que vienen ligados a la sociedad del conocimiento. Los usuarios de las nuevas tecnologías -como sujetos que aprenden-, desde el Museo Didáctico Virtual del Patrimonio Histórico-Educativo Andaluz, tienen la oportunidad de experimentar a través de propuestas digitales de carácter didáctico, el regreso al pasado educativo de Andalucía, mientras realizan un viaje por el tiempo educativo, visitando las escuelas del ayer; conociendo los libros de entonces; asumiendo los castigos y recompensas de antaño; recitando de memoria las lecciones del pasado; tarareando las canciones de la infancia; recordando dulce o amargamente a aquellos maestros y maestras que nos dejaron huellas, etc.

En esta línea, los espacios virtuales museístico-pedagógicos que pretenden dar a conocer a la sociedad el patrimonio histórico-educativo, han de caracterizarse por la aplicación de un enfoque pedagógico, en el que primen los procedimientos de enseñanza-aprendizaje y las actitudes, por encima de datos memorísticos y/o cuestiones meramente conceptuales. En este panorama, en la orientación de las actividades didácticas que seamos capaces de plantear (Álvarez, 2009), ha de estar presente una secuencia de procedimientos básicos y fundamentales, como son: conocer, comprender, saber hacer, construir, completar, componer, respetar, valorar, pensar, relacionar, integrar, trazar, disfrutar, admirar, reconstruir, etc. En cualquier caso, en estos procesos de aprendizaje, conviene establecer una serie de objetivos generales y específicos, de cara a plantear un ritmo de trabajo y una selección de actividades que permita alcanzar los mismos. La evaluación del proceso de enseñanza-aprendizaje ha de convertirse en un elemento fundamental, de tal forma que puede resultar interesante que el portal museístico cuente con herramientas, técnicas e instrumentos básicos para que la evaluación pueda ejecutarse en todo momento. El hecho de que los museos virtuales cuenten con una serie de enlaces que lleven a otras páginas vinculadas con cualquier contenido patrimonial, histórico, educativo, didáctico, etc., (Carrillo y Collelldemont, 2007; Yanes, 2007) se convierte en una excelente oportunidad para seguir profundizando en la temática en cuestión, e incluso para despertar la curiosidad de quienes permanecen dormidos ante la opción de exponer, difundir y perpetuar la memoria histórico-educativa del mundo (Collelldemont, 2009).


. Fuente: http://www.museopedagogicoandaluz.com
Página Web oficial del Museo Pedagógico Andaluz.

web museo andaluz



 

facebook

Logo

Revista indizada en

Logo
Logo
Logo
Logo
Logo
Logo
Logo
Logo
Logo
Logo

Catálogo colectivo ZDB (Alemania)

Logo
Logo ISOC
Logo 360º
Logo innoSpace
Logo

Logo

Logo

DULCINEA

Logo

BILIOTECA NACIONAL

Logo

TODOPATRIMONIO

Logo

MIAR

Logo

NEW-JOUR (Georgetown University)

Logo